spot_imgspot_img

Continúa la caótica evacuación de Gaza bajo bombardeos tras vencer ultimátum de Israel

spot_imgspot_img

Las Fuerzas Armas israelíes exigieron a los habitantes de la ciudad de Gaza abandonar sus casas y refugiarse al sur de Wadi Gaza

Al vencer este sábado a las 16:00 h local el nuevo ultimátum dado por Israel a los habitantes de Gaza ciudad para abandonar sus casas y dirigirse al sur de la Franja, continúa la caótica evacuación, en coche y a pie, de una población de un millón de habitantes, sin que en ningún momento hayan cesado los bombardeos.

“En la ciudad de Gaza, los bombardeos no han parado en absoluto”, indicó un habitante de Gaza.

Poco antes de vencer el ultimátum, un ataque aéreo contra una casa en el distrito de Yabalía, en la parte norte de Gaza, causó 20 muertos y más de 80 heridos, según informa la agencia palestina Wafa.

Las Fuerzas Armas israelíes han exigido a los habitantes de la ciudad de Gaza, urbe de unas 600 mil habitantes, abandonar sus casas y refugiarse al sur de Wadi Gaza, que marca aproximadamente la mitad del la Franja, un enclave costero de unos 40 kilómetros de largo por menos de diez de ancho.

Según organizaciones humanitarias, los hospitales de la ciudad de Gaza recibieron un ultimátum para evacuar las instalaciones, prorrogadas dos veces hasta las 16.00 (13.00 GMT) de hoy.

En su canal árabe en la red X, antes Twitter, el Ejército israelí exhortó reiteradamente a los habitantes de Gaza a refugiarse en el sur de la Franja para salvar la vida, indicando dos carreteras que, prometió, no serían bombardeadas durante la evacuación.

Ayer mismo, tres convoyes de desplazados en esas mismas carreteas fueron blanco de ataques aéreos con unos 70 muertos, según las autoridades gazatíes.

En total se han registrado 2 mil 215 muertos y 8 mil 714 heridos por bombardeos aéreos en la Franja de Gaza desde el sábado pasado, cuando la milicia islamista Hamás, que domina el enclave, lanzó un ataque contra Israel en el que murieron más de 1.300 israelíes, la gran mayoría civiles.

“Los extranjeros y los equipos de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) se han ido al sur, al centro de entrenamiento juvenil de Jan Yunis, y dentro hay unas 20 mil personas”, indicaron fuentes locales.

Dentro de este centro, que acoge a los empleados de Naciones Unidas, la situación es catastrófica, sin agua potable, sin electricidad ni internet, porque nadie dispone ya de recursos.

“Los extranjeros que iban a evacuarse se dirigieron al cruce de Rafah (en la frontera egipcia) sobre las 8,30 h de la mañana, pero regresaron cuatro horas más tarde”, agregaron estas fuentes, tras aparentemente frustrarse un acuerdo que habría permitido viajar a estas personas a sus países a través de Egipto.

Al mismo tiempo, los bombardeos, aunque de forma menos intensa, han continuado también en el sur, destino de los evacuados, con dos bombardeos en Rafah y cuatro en Jan Yunis.

Mientras tanto, los habitantes que aún quedan en ciudad de Gaza, donde los bombardeos han continuado sin cesar, siguen intentando alcanzar el sur.

Menos de una hora antes de vencer el ultimátum, la Media Luna Roja Palestina informó en la red X que sus equipos se han negado a abandonar el hospital Al Quds en Gaza, al tratar a un gran número de personas heridas, entre ellas muchas entubados en cuidados intensivos y niños en incubadoras, imposibles de trasladar.

“La Media Luna Roja no puede evacuar el hospital y por su mandato humanitario seguirá proporcionando cuidados a enfermos y heridos”, subraya el comunicado.

El hospital Al Awda en Gaza, que también recibió un ultimátum, al final ha sido evacuado en gran parte, indicó la ONG Médicos sin Fronteras (MsF), que colabora con la institución.

Señaló que “algunos médicos y todos los pacientes pudieron ser trasladados” tras “pasar una noche en la calle con las bombas impactando muy cerca”, aunque el hospital de momento sigue en pie.

Con información de EFE

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

ultimas noticias

Noticias Relacionadas