Argentina celebra elecciones presidenciales con miras a segunda vuelta

Argentina debe elegir al próximo presidente que rija el país desde el 10 de diciembre por el periodo 2023-2027

Los colegios electorales de Argentina abrieron a las 8:00 h local para los comicios generales que deberán decidir presidente y vicepresidente, además de otros cargos nacionales y provinciales.

Unos 35.4 millones de argentinos están convocados para, además de elegir presidente y vicepresidente, renovar 130 de los 257 escaños de la Cámara de Diputados y 24 de los 72 del Senado, y designar 43 representantes argentinos para el Parlamento del Mercosur (Parlasur, cuerpo legislativo del bloque integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).

Junto a esto habrá elecciones generales para cargos de las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Entre Ríos y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -que decidieron no desdoblar sus comicios de los nacionales, como sí el resto de distritos-.

Según la información brindada por el Ministerio de Defensa, más de 86 mil efectivos del Comando General Electoral, dependiente de las Fuerzas Armadas, fueron desplegados para la logística y custodia de las urnas y el material de votación distribuidos en 17 mil 400 escuelas y recintos de todo el país, que estarán abiertos hasta las 18:00 h.

Estas elecciones son obligatorias para los electores de 18 a 70 años; y voluntarias para quienes tengan entre 16 y 18 o más de 70, además de para los ciudadanos argentinos residentes en el exterior, que, por la diferencia horaria, ya empezaron a ejercer su voto en algunas de las 137 representaciones diplomáticas y consulares de 86 países.

Argentina debe elegir al próximo mandatario que rija el país desde el 10 de diciembre por el periodo 2023-2027, como relevo del peronista Alberto Fernández, quien decidió no presentarse a la reelección.

Los principales candidatos que aspiran al cargo son el líder de La Libertad Avanza (ultraderecha), Javier Milei, quien fue el más votado en las primarias de agosto y es el máximo favorito; el actual ministro de Economía, Sergio Massa, quien representa a la coalición oficialista Unión por la Patria (peronismo); y la aspirante de Juntos por el Cambio (centroderecha), Patricia Bullrich.

Además, compiten el gobernador de Córdoba en funciones, Juan Schiaretti, que representa a Hacemos Por Nuestro País (peronismo disidente), y la candidata del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Myriam Bregman.

Si los candidatos no alcanzan un 45 por ciento de votos o al menos un 40 por ciento y 10 puntos porcentuales sobre el siguiente más votado, deberá celebrarse una segunda vuelta el 19 de noviembre.

Ese balotaje no será efectivo en el caso de la provincia de Buenos Aires, cuyo gobernador se conocerá este domingo. Los aspirantes son el peronista Áxel Kicillof, actual jefe de Gobierno y persona muy cercana a la vicepresidenta, Cristina Fernández; el centroderechista Néstor Grindetti y la ultraliberal Carolina Píparo.

En el mismo año en que Argentina celebra cuatro décadas de democracia tras la última dictadura militar (1976-1983), el país afronta estas elecciones en medio de un grave contexto socioeconómico, con una inflación interanual que en septiembre trepó al 138.3 por ciento, un nivel de pobreza en la población del 40.1 por ciento, escasez de reservas y una brecha cambiaria superior al 200 por ciento.

En la noche del domingo el Gobierno nacional llevará a cabo el escrutinio provisional que tiene por objeto informar a la población, pero carece de validez legal.

El escrutinio definitivo, a cargo de la Justicia electoral y el único con validez legal, se iniciará el martes próximo.

Con información de EFE

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

ultimas noticias

Related news