Alcalde Nueva York hace recortes al nuevo presupuesto que atribuye a la crisis migratoria

Eric Adams anunció recortes al presupuesto de Nueva York que afectarán a la policía y el sistema de educación

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, anunció recortes al presupuesto de la ciudad aprobado en junio para el próximo año, que afectarán a la policía y el sistema de educación, una reducción que atribuyó a la crisis humanitaria creada por la llegada de miles de migrantes y al fin de las políticas de estímulo de la época de la pandemia.

La reducción que ha aplicado Adams a la policía -el cuerpo de seguridad más grande de la nación- no permitirá contrataciones en esa agencia durante los próximos dos años.

Además, recortó mil millones de dólares al Departamento de Educación, señalan medios locales.

El déficit de la ciudad para el próximo año aumentó de 5 mil millones de dólares en junio a 7 mil millones de dólares en noviembre.

El presidente de la Asociación Benéfica de la Policía, Patrick Henry, reaccionó de inmediato señalando que “esto va a convertir la crisis de personal del Departamento de Policía en un desastre para la seguridad pública. “Los policías ya están al límite y estos recortes nos devolverán a niveles de personal que no hemos visto desde la epidemia de delincuencia de los años 80 y 90”, afirmó.

En septiembre Adams advirtió que la llegada de miles de migrantes “va a destruir a Nueva York“, y que iba a obligar a reducir los servicios.

Pidió a las agencias recortar en al menos un 5 por ciento los gastos, mientras que por otro lado limitó a 30 días la estadía de los migrantes en los albergues -tiempo en que se les proporciona techo y comida- para enfrentar la crisis humanitaria y económica que alega afecta a la ciudad.

Según indicó el alcalde en un comunicado, se tomaron medida “específicas pero significativas y necesarias para administrar responsablemente las finanzas, con un impacto mínimo en los servicios” y cumplir con un presupuesto equilibrado, como exige la ley.

Durante este año fiscal, los servicios municipales han invertido mil 450 millones de dólares para solventar la crisis humanitaria por la llegada de los inmigrantes y otros 11 millones se gastarán durante los años fiscales de 2024-25.

“Aunque esta vez lo logramos, no se equivoquen: los costos de los migrantes están aumentando, el crecimiento de los ingresos fiscales se está desacelerando y los fondos de estímulo de la covid se están agotando”, argumentó.

Reiteró que ninguna ciudad debe enfrentar sola una crisis humanitaria nacional, “y sin el apoyo significativo y oportuno que necesitamos de Washington, D.C., el presupuesto de hoy será sólo el comienzo”.

Explica en el comunicado que para hacer frente a los crecientes costos asociados con la atención a los solicitantes de asilo, la ciudad agregó 6.200 millones de dólares para los años fiscales 2024 y 2025 en este plan, lo que eleva el total de fondos a 10.800 millones.

Los recortes también afectarán a las bibliotecas, así como a los programas de lucha contra las ratas y las medidas de mitigación del cambio climático.

“Una vez más, el alcalde está convirtiendo a los solicitantes de asilo en chivos expiatorios y al mismo tiempo se niega a implementar soluciones que sabemos que pueden ahorrarle a la ciudad miles de millones de dólares anualmente y aliviar la presión sobre nuestro sistema de albergue”, comentó la Coalición del Inmigrante.

Con información de EFE

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

ultimas noticias

Related news