XNP: A jondear gatos de la cola a otro lado

75

 

No deberíamos ser tan rigurosos o mostrarnos tan exigentes al pedirle al alcalde de la capital, Francisco Xavier Nava Palacios, que cumpla con los Principios de Doctrina y con el Código de Ética del Partido Acción Nacional PAN, porque simplemente al muchacho no se le da; no tiene ni la más remota idea o comprensión de eso y mucho menos de la conducta moral y su proceder.

Si en verdad el presidente municipal, desea participar en el proceso interno del PAN, para seleccionar a su candidato a gobernador, deberá por principio de cuentas ajustarse a los términos de la Convocatoria expedida este jueves 5 y retirarse del Ayuntamiento a más tardar el próximo martes 10 de noviembre, esas son las reglas y está obligado a acatarlas si es que hay en este ambicioso muchacho una pizca de decencia.

En calidad de mientras, Xavier Nava, deberá mostrar su acuerdo en incorporarse a las condiciones del juego. Tendrá como premisa mayor que aceptar y difundir la Plataforma Política de Acción Nacional. Si la ha leído, si la conoce o no, nadie lo sabe, – lo que sí está claro, es que no es miembro distinguido ni militante del PAN y se vería demasiado ñoño el que ahora busque inscribirse como un elemento activo del partido.

Por otro lado, si el método aprobado por el PAN para seleccionar a su candidato a la gubernatura será mediante el sufragio de las y los militantes en centros de votación específicos, la lógica elemental apunta a que los panistas buscarían emitir su voto para un militante o cuadro distinguido del partido y no por otro porque entonces entrarían en contradicción, aunque que podría ser si el CEN lo autoriza, según los términos de la convocatoria.

En la hipótesis de que la Comisión Electoral admita el registro de Xavier Nava, hecho que tendría que materializarse el próximo martes 11 de noviembre, el alcalde deberá presentar su solicitud de licencia para separarse del cargo para en seguida fletarse por todo el estado para ver quien le hará el grandísimo favor de aportarle la firma para lograr el 10 % exigible de los militantes empadronados por municipio, porque en la mayoría ni lo conocen.

Si Nava se decide, tendrá que cumplir con toda esa serie de requisitos y “deberá prepararse para cuando la puerca vaya a parir”, pues si el PRD y el PMC también lo registran como su precandidato, tendrá que buscar la combinación ideal para tratar de conciliar lo que a todas luces es irreconciliable y absurdo, ya que identidad ideológica, similitud en principios, estatutos y ética entre estos partidos, pues simplemente no la hay, salvo la ambición de alcanzar el poder político y el poder económico y nada más.

El que fuera el PAN el segundo partido político en expedir y dar conocer su convocatoria tiene igual matices interesantes. Ello le permitirá medir el grado real de presencia y penetración de cada uno de los aspirantes, que no son pocos. Por las fechas expuestas en la Convocatoria, la campaña se antoja prolongada y desgastante y, – en el particular caso de Xavier Nava, si es que le entra, por lo menos le servirá para promocionar su intento reeleccionista; no le alcanza para más y; eso habría que verlo todavía, porque buen gobierno no lo ha hecho, por el contrario, la actual administración resultó nefasta.

En términos prácticos, Nava intentará inscribirse y tendrá que irse a jondear gatos de la cola a otro lado. Lo hará no para vencer al panismo de cepa el 10 de enero del 21, sino que no le queda de otra que no sea la de actuar como “espanta-pendejos” queriendo ostentarse como precandidato al gobierno del estado, cuando la realidad de su propia circunstancia es que no la libra ni para repetir en la presidencia municipal. Él lo sabe, y como Xavier hay muchos que siempre le apuntan a la luna para por lo menos intentar pegar en el cerro.

Hasta pronto