Turismo armado, la nueva modalidad de Gallardo Cardona.

27

«Devuelve el alma al cuerpo» a Tamazunchale con fregona declaración.

Por: Toño Martínez

No puedo calificar más que de fregona la declaración del gobernador Ricardo Gallardo Cardona sobre la inseguridad en Tamazunchale, ya que la psicosis que generó una caravana de gente armada que llegó a pleno centro del pueblo no tenía porque espantar a nadie puesto que solo se trató de una especie de turismo armado, cuyos integrantes fueron a comprar gusgueria, refrescos y alguno que otro souvenir como recordatorio de la Huasteca Sur.

De ninguna manera iban a quedarse en Tamazunchale ya que se dirigían a Hidalgo y Veracruz donde la violencia está a todo lo que da de acuerdo con la información que le dió la federación.

Estaría hablando de otros planetas y no de estados vinculados en muchas vertientes con San Luis Potosí y ameritan por lo mismo de colaboracionismo.
Fue injusto que la gente haya comentado la falta de seguridad de las instituciones policíacas estatales, porque el propio Gallardo lo dijo, llegaron pues no había policía municipal que se los impidiera.

Pero aunque «no le correspondía», mediante buenos oficios logro que elementos de la Guardia Civil y del Ejército Mexicano acudieran a Tamazunchale para restaurar la paz, tranquilidad y quitar el miedo a sus habitantes.

Quien no quiera ver en esta afirmación del gobernador Gallardo que no fue su culpa que cruzarán por su territorio los turistas armados, es un mal potosino.
Echarle la culpa al alcalde José Antonio Mesa y a la policía local por no estar a la altura de evitar la llegada del turismo armado, tiene muy corta la visión, es injusto y adversario del primer mandatario .

Estos conceptos mueven a catalogar también la explicación del gobernador como una verdadera «chingoneria», que no es una palabrota sino como dijera el poeta y escritor Octavio Paz en su libro «El Laberinto de la Soledad», se trata de un vocablo de mágica ambigüedad para confiarle la expresión de las más brutales o sutiles de nuestras emociones y reacciones. Usarla en el presente artículo no pretende vulgarizar su texto con palabras altisonantes.

Es para reconocer la grandeza expresiva sobre la inseguridad en la Huasteca Sur de Gallardo Cardona.

Véase demás que se refirió a Hidalgo y Veracruz como si fueran otros planetas con la intención de hacer creer a los vecinos de Tamazunchale que como dice una canción «aquí todo sigue igual», estamos bien.

Fuera de todo sarcasmo es inevitable admitir que bajo el gobierno de Ricardo Gallardo Cardona las cosas no están funcionando, eso se vive en la calles en los pueblos y comunidades rurales; si no está enterado es porque su círculo azul o verde no le informa las cosas como son.

Por eso mismo omitió en su declaración una explicación sobre porque las ejecuciones, cobros de piso, extorsiones, plagios que vienen ocurriendo desde hace varios meses en esa población persisten.

Tiene la idea desde su magnificencia que como dice una canción » aquí todo sigue igual’ .
Estamos bien.

Por eso su declaración fue ‘ chingona’ termino. que no es una palabrota sino como dijera el gran escritor Octavio Paz en el libro » El Laberinto de la Soledad » es una expresión de mágica ambigüedad para confiarle la expresión de las más brutales o sutiles de nuestras emociones o reacciones.

No estamos bien, su plan de seguridad prometido no funciona.