spot_imgspot_img

Si MORENA se suma a Gilberto, el triunfo será seguro.

spot_imgspot_img

VOCES DE SAN LUIS

Fernando Díaz de León Cardona

Finalmente, en el terreno político-electoral se ha ingresado a un proceso de definición. El Partido Verde Ecologista de México PVEM, ya decidió postular al diputado federal Gilberto Hernández Villafuerte para contender por la presidencia municipal en la capital potosina.

Gilberto tiene toda la experiencia para hacer un extraordinario desempeño en el Ayuntamiento. Su trayectoria, evidentemente avala su nominación. Su paso por la alcaldía del segundo municipio más importante en el estado en dos ocasiones lo acredita y, su paso por San Lázaro constata que es la mejor escuela para hacer política y para jalar buenos recursos para San Luis Potosí.

Ampliamente comprometido con el proyecto gallardista, Hernández Villafuerte tendrá el reto de vencer al candidato o candidata que postule el PAN-PRI-PRD. Si el actual edil, Enrique Galindo Ceballos, decide buscar la reelección, sin duda será el oponente más competitivo que enfrente Gilberto, no obstante, el gallardismo, respaldado en un gobierno eficaz, augura un buen resultado.

No hay que olvidar, que Gilberto Hernández Villafuerte, fue candidato a diputado federal por MORENA en el 2021. Esto significa que el partido que gobierna este país deberá considerar que, independientemente de que el partido guinda gobierna y seguirá gobernando México, el jefe político y aliado de la Cuarta Transformación en el estado es José Ricardo Gallardo Cardona.

En este contexto, si la dirigencia local de MORENA sigue con la pretensión de impulsar la candidatura de Leonel Serrato, tendrá que pensarlo dos veces, a menos que quiera repetir la travesura de dividir la votación para que pierda el candidato del gobernador. Allá él si toma ese camino porque esta vez no se lo perdonarán ni en MORENA ni en el Verde, avisado está.

En el escenario de las alianzas locales, lo menos que puede hacer MORENA es sumarse a la candidatura de Hernández Villafuerte que, en alianza con el Verde, garantizaría el triunfo en la capital potosina, último reducto importante del PAN y el PRI; El PRD ni en cuenta, no representa nada ni a nadie.

La inercia misma de un buen gobierno, sumado a la imagen del resto de los candidatos que sin duda arrastrarán votos, conllevaría a ambos partidos a un triunfo inobjetable, a ambos les conviene, sin olvidar que el hecho de ceder no significa un acto de debilidad, sino una actitud de prudencia política y humildad.

Por lo pronto, más allá del discurso político, Gilberto deberá enfocar todas sus baterías en proponer y aterrizar en soluciones viables a los tres grandes problemas que impactan y afectan a los potosinos. La falta de agua, la movilidad y la inseguridad. Estos serán los tres principales retos que tendrá que abordar y enfrentar con determinación el candidato del Verde.

ENTRE SOMBRAS

Si Gilberto Hernández Villafuerte cuenta con la bendición de arriba y, además logra establecer un buen acuerdo con MORENA, no tendrá problemas en llegar. Su carácter sencillo y humilde es su principal virtud. En su personalidad no cabe ni la ostentosidad, ni la venganza ni la arrogancia. Tiene todo para ser y estar. Hasta pronto

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

ultimas noticias

Noticias Relacionadas