Se calienta la granizada

DE FONDO
Fernando Díaz de León Cardona
Fue en el concierto local donde se empezó a calentar la plaza con la presentación en sociedad de varios aspirantes a algún cargo de elección popular. De ello se encargó El Pollo Gallardo al abrir inteligentemente la baraja.
Luego le siguió el presidente AMLO, quien aparte de zorro político es un viejo lobo de bar, dijo que, para garantizar en San Luis Potosí las tres posiciones en el Senado de la República, era preciso que fueran por separado MORENA, PVEM y PT, – o sea, juntos, pero no revueltos.
Mas tardó el presidente de la República en establecer esa directriz que lo que demoró el delegado de Bienestar, Gabino Morales Mendoza para decir: “Yo quiero, me interesa, estoy joven todavía, quiero jugarla y aprender”, dijo en una entrevista.
Obvio que, ante la señal enviada por el presidente, la granizada se calentó porque de inmediato se incluyó a la secretaria de Seguridad Federal, Rosa Isela Rodríguez y también al diputado Juan Ramiro Robledo Ruiz, responsable de sacar adelante las reformas al Poder Judicial Federal.
Ante la audaz postura de AMLO, la dirigencia del Verde la pizcó en el aire y salió inmediatamente a decir que “ellos van mano” y que, – en todo caso, MORENA podría jugar la posición para el Senado, en la inteligencia de que entraría para buscar la Primera Minoría, o sea, en la cola.
Sobre la ruta trazada por el presidente, la dirigencia local de MORENA no ha dicho nada todavía, pero al parecer no les cayó muy en gracia su postura. “Pos como que los Verdes van mano”.
Y sí, así sería porque es el PVEM es el que gobierna la entidad, es la mayoría en el Congreso local y en las alcaldías del interior del estado.
Por el lado del Frente Amplio por México, integrado por PAN-PRI-PRD, entienden que la ruta propuesta por el presidente tiene lógica.
Tal vez por ello la dirigente local del PAN le lanzó el anzuelo a Enrique Galindo para montarlo en un escenario como lo es la candidatura al Senado, o bien, para convencerlo de la importancia de conservar el Ayuntamiento de la capital, obvio, por el PAN.
La líder estatal de Acción Nacional, por lo pronto ya habló de las posibilidades que tienen panistas como Rubén Guajardo, Octavio Pedroza, David Azuara y Héctor Mendizábal, para lo que sea y lo que venga. Desde luego que hay más.
Tanto en el PAN como en el PRI tienen cuadros valiosos, hombres y mujeres que estarán en condiciones de competir, hacerle sombra y dar la pelea a los candidatos de MORENA y del PVEM.
En el Partido Movimiento Ciudadano, igual, las cosas no andan bien. Al parecer Dante Delgado va al agandalle y ya puso a parir chayotes al gobernador de Nuevo León, Samuel García.
Con eso de que él también quiere, el líder del PMC dijo además que hay un postulante externo que podría ser Marcelo Ebrard.
A Samuel no le salieron bien las cosas. Con un Congreso local contrario y con un Poder Judicial encima, la oposición se queda con el gobierno interino. Solo serán 6 meses, tiempo suficiente para hacer diabluras y dejarle un buen cochinero en casa.
En el contexto local, dígase lo que se diga de que está hecho y conformado, el PMC tiene hombres y mujeres valiosas. Principalmente mujeres que tienen y conservan un buen capital político. Todas y todos podrán participar con un alto rendimiento electoral. En algunas partes el PMC podría ser el fiel de la balanza.
Hasta pronto

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

ultimas noticias

Related news