spot_imgspot_img

Revocación del Mandato…si, pero a todos.

spot_imgspot_img

DE FONDO

Fernando Díaz de León Cardona

Las condiciones políticas y las expectativas de futuro entre el presidente Andrés Manuel López Obrador con respecto al gobernador del estado José Ricardo Gallardo Cardona son diferentes y, – por mucho que se busque establecer alguna similitud en el estilo y forma de hacer las cosas, simplemente no es lo mismo, cada uno tiene una peculiar manera de matar sus pulgas.

El intento de López Obrador de lograr la Revocación del Mandato a través de una consulta pública no le funcionó. No prosperó porque muy pocos le dieron importancia y el tema no marco tendencia. La mayoría sabía que su aparición en boletas incidiría en las elecciones federales y estatales para favorecer a MORENA.

Por ello los diputados federales votaron en contra. No obstante, Aquí el escenario es otro; en el Congreso del Estado, Gallardo podría alcanzar mayoría y, aunque nadie ha mordido el anzuelo, tampoco nadie se ha enganchado con esa propuesta que no tendría otro propósito que arrastrar votos en 2024 con el rostro del gobernador insertado en las boletas.

La idea de El Pollo no es mala. Nadie podría calificarla de perversa, simplemente está colocando todo su capital político para que su figura y la inercia misma de Claudia Sheinbaum jalen más votos a los candidatos tanto de MORENA como del PVEM, ya sea en lo individual o en esa indefinida alianza MORENA-PVEM-PT que hasta ahora no se sabe si se concretará a no, simplemente porque cada cual siente tener a las y los mejores candidatos.

Sea como fuere, la idea de someter a consulta o a la consideración del Poder Legislativo la propuesta de Gallardo para la Revocación del Mandato no es descabellada, aunque lo ideal sería que también entren en la polla los propios diputados y los presidentes municipales los cuales en su mayoría terminan su mandato cuando apenas están aprendiendo las responsabilidades del cargo.

La otra propuesta del gobernador, en el sentido de buscar y encontrar algún mecanismo de consulta para que la ciudadanía decida si se castiga con cárcel a exgobernadores que presuntamente habrían hecho un mal manejo con el erario; pudiera ser otro lanzamiento de marketing político para alcanzar mayores niveles de popularidad con miras al 2024.

Ya pasaron dos años, y para ser honestos no se ve por donde puedan agarrar de los huevos a algunos exmandatarios.

De los cinco exgobernadores que viven actualmente, cuatro del PRI y uno del PAN caminan por las calles de San Luis Potosí sin problema alguno y con la frente en alto. Hace ya mucho tiempo que gobernaron el estado e incluso acuden como invitados especiales a los eventos del actual gobernador.

Los dos últimos prefirieron recogerse pese a las madrizas que les han propinado desde palacio.

Yo todavía no comprendo cómo es que personajes como Toranzo y Carreras que buscaron toda su vida gobernar su estado, ahora anden escondidos; odiados y repudiados por los mismos actores que en algún momento de la vida política potosina favorecieron, – o bien, – por otros que quisieron perjudicar.

Seguramente debe ser muy triste y lamentable, que después de recuperarse económicamente, de gozar de las mieles del poder y de resolver generacionalmente sus problemas económicos, luego tengan que aislarse para evitar el repudio público, un problema judicial o un reclamo colectivo.

Quizá la mayoría de los gobernantes sienten que el poder es eterno y asumen que no pagarán algún día sus facturas. En algunos casos, la condena pública es suficiente y, – ya, si alguien quiere adornarse a costa de la humanidad de algunos exgobernadores, pues entonces es otra cosa.

ENTRE PARENTESIS

Después de la visita de Marko Cortez, líder nacional del PAN, se alborotó la gallera. Ya brincó al ruedo Juan Francisco Aguilar Acuña y Octavio Pedroza que no niegan sus aspiraciones en contender por una candidatura al Senado de la República.

Solo en el PRI están muy guardaditos. De no ser el alcalde Enrique Galindo el que presenta mayores posibilidades, entre los priistas se advierte un sepulcral silencio y solo se dedican a ver como los panistas buscan desde ahora agandallar las mejores posiciones en el Frente Amplio por México.

Hasta pronto

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

ultimas noticias

Noticias Relacionadas