Realiza IMSS San Luis Potosí pruebas de detección y tratamiento de Hepatitis C en Décima Jornada Nacional de Servicios

5

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis Potosí, a través de los módulos PrevenIMSS, lleva a cabo acciones de tamizaje para la detección oportuna y canalización al tratamiento del virus de la Hepatitis C, en el marco de la Décima Jornada Nacional para la Continuidad de los Servicios Ordinarios.

Del 29 al 31 de julio, en las diversas Unidades de Medicina Familiar (UMF) en la entidad, se realizarán pruebas de tamizaje para Hepatitis C, las cuales tienen como objetivo detectar oportunamente el padecimiento y canalizar al paciente al tratamiento correspondiente.

El especialista Abraham Moreno Juárez, encargado de la Coordinación de Salud Pública del IMSS San Luis Potosí, explicó que la Hepatitis C es una inflamación hepática y puede llegar a formas crónicas y más agresivas que requieren un tratamiento prolongado y en ocasiones derivan en un trasplante hepático.

Subrayó que dentro de los mecanismos de transmisión se encuentra el contacto sexual sin protección, el compartir agujas entre personas que consumen drogas, o por transfusiones sanguíneas por mencionar algunos. Precisó que, a diferencia de la Hepatitis tipo A, ésta ocurre por el consumo de alimentos en condiciones no adecuadas, por mala higiene.

El especialista señaló que la inflamación hepática genera elevación de las pruebas de función hepáticas, por lo que el paciente manifiesta ictericia que consiste en una coloración amarilla de la piel, dolor en el cuadrante superior derecho del área del hígado; pérdida de apetito, cansancio, fatiga, pérdida de peso, vómito, acolia y coluria (heces muy claras; y orina obscura)

Asimismo, puntualizó que el IMSS ha emprendido una estrategia de micro eliminación de Hepatitis C, la cual consiste en hacer unas pruebas de tamizaje, pruebas rápidas en gota de sangre con un Kit con el que cuenta el Instituto con alta sensibilidad.

En los módulos PrevenIMSS, el personal especializado realiza una encuesta al paciente, que busca identificar los factores de riesgo basados en los mecanismos de transmisión.

Señaló que cuando la prueba de tamizaje es reactiva, entonces el siguiente paso consiste en estudios de laboratorio confirmatorios por medio de una carga viral o PCR para detectar la presencia del virus de la hepatitis C.

El doctor Moreno Juárez manifestó que el Instituto cuenta con un tratamiento antiviral que se suministra por tres meses; al término del tratamiento, 12 semanas después, se toma una carga viral para confirmar si hubo cura en el paciente; de continuar la enfermedad, se canaliza al segundo nivel de atención en la especialidad de gastroenterología.

Finalmente, reiteró la importancia de acudir al módulo PrevenIMSS de las UMF, pues entre más pronto se identifique la presencia del virus de la Hepatitis C, más rápido se inicia el tratamiento y el riesgo de complicaciones es menor.

Cabe recordar que como parte de la estrategia “Con el Águila Bien Puesta”, que se realiza de manera simultánea en todo el país, en esta Décima Jornada también se brindan consultas de Medicina Familiar y de especialidad.