Quien traiciona a quien

25

El senador suplente Alejandro Rojas Díaz Durán, personero y mastín predilecto del líder nacional de MORENA, Mario Delgado Carrillo, llegó a San Luis Potosí a aventar estiércol y a lanzar consignas propias de un vulgar político interesado en dividir y polarizar más de lo que ya está la sociedad potosina.

Con o sin el permiso de allá o con la anuencia oficial de aquí, este ramplón y tosco sujeto está pisando terrenos muy peligrosos que, – si bien le va, el día menos pensado lo andarán correteando, no sin antes recibir mentadas de madre o una soberana madriza, él se la anda buscando.

Pensando que los potosinos son pendejos, este tipo ruin, espanta bobos y nefasto enviado de MORENA, desde sus primeras apariciones en SLP se ha dedicado a repartir embutes y a pretender engañar a los potosinos, diciendo y amenazando que, “quien no vote por MORENA estará traicionando a López Obrador”.

Más falso y estúpido pronunciamiento no puede haber. Si alguien está enterado del porqué los simpatizantes de Morena abandonaron esa opción es precisamente AMLO, luego de la porquería y el cochinero que dejó la dirigencia nacional de MORENA en la selección de candidatos a gobernador, a diputados locales y presidentes municipales.

Ahora este prófugo de la dieta Morenista, Alejandro Rojas Díaz Durán, ha dicho que desde Ricardo El Pollo Gallardo, así como los candidatos a diputados federales, los aspirantes a diputados locales y a presidentes municipales del PVEM, incluyendo toda esa base social que representan decenas de miles de potosinos, “deberían declinar para pasarse y apoyar a MORENA”. ¡Qué iluso y cuanta miseria intelectual la de este vividor de la política!

En la opinión de seguidores que simpatizan y favorecen la candidatura de Ricardo Gallardo Cardona, declinar por MORENA sería tanto como:

1.- Legitimar la candidatura tramposa de Mónica Rangel Martínez

2.- Sería engañar los principios y postulados de la verdadera transformación que promueve el presidente de la República

3.- Sería desertar a los ideales de un pueblo que ha dicho basta a la corrupción, a la mentira y a la mediocridad que por décadas ha gobernado San Luis Potosí.

4.- Declinar por MORENA, sería renunciar a combatir a esas fuerzas conservadoras y de derecha que por años se han enriquecido impunemente y han sumido al estado en la miseria.

5.- Sería renunciar a una lucha orientada a combatir la corrupción y los privilegios de unas cuantas familias poderosas que han hundido a San Luis Potosí y a sus regiones en la marginación social y la pobreza extrema.

6.- Declinar en favor de MORENA es ingresar a la intriga y al juego de intereses perversos maquinados y alentados desde las entrañas mismas del poder público estatal y municipal.

7.- Inclinarse por MORENA es abandonar el sueño de miles de potosinos a tener un empleo digno y remunerado, a vivir sin miedo, a recibir los beneficios de programas sociales que llevan agua, salud, alimento, becas, útiles escolares, recreación y transporte público gratuito a nuestros estudiantes.

8.- Declinar por la candidata de MORENA es ingresar a escenarios de simulación y mentira. A ser cómplices de la corrupción que impera en el sector salud y a validar acciones que han propiciado miles de muertes e infectados por Coronavirus ante políticas erróneas y absurdas para su contención.

9.- Respaldar la candidatura de la ex secretaria de salud, representaría burlarse, traicionar y dar la espalda a nuestros pueblos y comunidades indígenas, a la gente del campo y la ciudad. Sería traicionar a miles de mujeres, hombres y jóvenes que creen en el proyecto de Ricardo Gallardo.

10.- Declinar en favor MORENA sí sería una traición y una puñalada a Andrés Manuel López Obrador, porque si alguien sabe quién o quiénes representan verdaderamente la transformación en San Luis Potosí es el Presidente de la República.

Pese a que Ricardo El Pollo Gallardo se enfrenta a una elección de Estado en la que participan y financian los principales inquilinos de los palacios de gobierno, organismos y cámaras empresariales, intereses mediáticos y familias conservadoras de abolengo residentes en la capital potosina y las regiones, es difícil que a estas alturas de la contienda suceda semejante decisión como esa de “declinar en favor de Mónica”. Nadie lo cree, ni el mismo mastín que la sueña y la promueve.

Hasta Luego