¿Qué Rita no se da cuenta?

DE FONDO

Fernando Díaz de León Cardona

¿Qué deveras Rita Ozalia Rodríguez, ex dirigente de MORENA y ahora candidata a algo, no entenderá que, en este estado, quien manda, quien es el jefe político y decide es el gobernador del estado? ¿Y que además se llama José Ricardo Gallardo Cardona?, pareciera que no. Rita sigue montada en su macho.

Si tanto hablan y presumen de una alianza nacional, bien amarrada, bien concertada e indisoluble, ¿Porque Rita sigue sembrando dudas, dejando en el aire ese compromiso, acuerdo o acercamiento entre ambos partidos? Eso de declarar de que “Vámonos respetando” en franca alusión al PVEM, como que deja entrever que no hay un solo acuerdo entre ellos.

Declarar con el afán de que se note, se reproduzca y se siente precedente en el sentido de que “hay más gente buena”, es altamente temerario y suicida. Rita parece no darse cuenta de que, esta frase fue utilizada en 2021, justamente por la coalición PAN-PRI-PRD, hoy acérrimos enemigos o adversarios de la Cuarta Transformación y fundamentalmente de Claudia Sheinbaum.

O Rita no tiene asesores inteligentes o de plano perdieron la brújula. MORENA ciertamente gobierna a nivel nacional y la palabra del presidente y de Claudia es ley, pero hasta ahí. Aquí el contexto aldeano es distinto. Como quiera que sea el PVEM es gobierno y el gobernador se pinta solito. Si les gana la pichada, no debe extrañarles, para eso está hecho y nada más.

Todos los beneficiarios de los programas sociales sean federales o estatales, tienen en mente dos cosas:  A Andrés Manuel López Obrador y a José Ricardo Gallardo Cardona, a nadie más. No a MORENA, no a Gabino Morales ni a Leonel Serrato, así de sencillo. Yo no se porque Rita se desgaja tanto la cintura queriendo presumir otra cosa, San Luis Potosí es especial.

Por su parte el líder del PVEM, Eloy Franklin, se ha manejado con prudencia, lealtad y atingencia. Decir que existe una relación cordial con MORENA, habla bien de un dirigente partidista que, actúa con sensibilidad; sin soberbia y sin el afán de demostrar que el Verde es “jícamas con sal”, aunque así lo parezca o sea en este momento político. A Eloy le corresponde seguir trabajando las estructuras y las buenas relaciones con los partidos afines. Sobre todo controlar o remar con las ambiciones internas.

Si MORENA quiere poner candidatos o candidatas a huevo, deberá calcular el costo-beneficio. Por mucho que presuma no tienen cuadros suficientes y capaces de enfrentar una elección. La inercia del voto no será la misma. Ya lo dijimos, en la medida que MORENA o el Verde se equivoquen, la contraparte PAN-PRI-PRD estarán a la caza de sus errores.

Para MORENA y el PVEM el objetivo es llevar a Claudia a la presidencia. Sin duda ella llegará, sin embargo, la prioridad para los partidos aliados de la 4T deberá ser la Cámara de Senadores y de Diputados Federales. En el contexto aldeano, tendrán que ponerse de acuerdo e hilar fino para que una elección local no contamine a la federal, o al revés, así de fácil.

Hasta pronto

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

ultimas noticias

Related news