Pragmatismo puro

Fernando Díaz de León Cardona

Pragmatismo puro

DE FONDO

Al gobierno federal, al presidente de la República y a la candidata de su partido, les resulta crucial, imprescindible y necesario para reproducir sus condiciones de existencia, quienes deberán ser las o los candidatos al Senado de la República, los postulantes a diputados federales o a gobernadores.

Les resulta trascendente, porque de quienes lleguen a las cámaras alta y baja y a los gobiernos estatales, dependerá en grado importante el futuro del nuevo gobierno, simplemente porque es ahí donde se deciden y se procesan las decisiones y las reformas que en este país dicen necesitar.

A Juan Pueblo le importa poco si son algunas figuras importantes el candidato de mayoría, de primera minoría para el senado o a diputados federales. Les interesa a los gobernantes y al partido que representan quien pueda ser para no fallarle al jefe y nada más, pero el pueblo es otra cosa.

A los de a pie, les resulta más llamativo y atractivo quien será su presidente municipal, – sencillamente porque siente que es su primer contacto, – es más, les vale madre quien sea senador, diputado federal o local; el pueblo vota, pero no le importa si llega uno u otro, siempre es la misma cosa.

Este año, – por ejemplo, los angelitos, senadores, diputados federales y locales se llevaron entre 300 mil y 500 mil pesos de aguinaldo.

Dice un amigo periodista que goza de todo mi respeto y admiración, que el registro de candidatos a la presidencia municipal capitalina por el PVEM “es pura faramalla” ya que el pollito va con todo con Sonia Mendoza y que Gilberto Hernández Villafuerte va para Villa de Pozos.

No lo dudo ni tantito, solo que habrá que medir quien es verdaderamente gallardista. Por lo pronto el gobernador ya dijo que faltan dos registros más. Seguramente serán los de Juan Carlos Valladares y el de Ignacio “Nachito” Segura Morquecho. Los dos también la quieren y solo bastará esperar a que el dedo superior lo decida.

Si es así, seguramente que todos serán medidos y darán la batalla para desplazar a los precandidatos de MORENA, a Leonel Serrato y a José Antonio Lorca, pero fundamentalmente para explorar por que distritos locales o federales los podrían mandar a contender.

La jugada política está muy vista. Grandes estrategas que digamos, no lo son. Predomina el pragmatismo puro y la política aldeana.

Si finalmente son cuatro los precandidatos a la alcaldía capitalina, lo primero que debiera valorarse es, quien de ellos representa el proyecto del gobernador. Por muy plural y democrática que parezca la postura del mandatario, debe considerarse quien no lo traicionaría o se alejaría de su ámbito de poder.

En Soledad de Graciano Sánchez, el tema de la sucesión está definido. Juan Manuel Navarro será el candidato natural del PVEM y muy difícilmente alguien o alguna de otro partido le hará sombra. Juan Manuel está probado y está visto que es de los hombres fuertes del gobernador.

En este contexto, la alcaldesa Leonor Noyola deberá sentirse satisfecha y orgullosa por el deber cumplido. Ha hecho un muy  buen trabajo y con el respaldo del gobernador está logrando transformar al segundo municipio más importante del estado.

ENTRE PARENTESIS

Con la renuncia al PRI y la incorporación de algunos ex priistas al PVEM y al PMC, la tómbola continúa. Aquí no hay principios, no existe ideología. Quien se desprende de un partido político del cual recibió muchos beneficios, no habla de otra cosa que, de traición o desconocimiento pleno de la historia, a una ideología que le dio forma y rumbo a este país, aunque se diga lo contrario.

Hasta pronto

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

ultimas noticias

Related news