Personal de la Cruz Roja sigue en estado de alerta

31

 

El delegado de la Cruz Roja en San Luis Potosí, Oscar Segura Rodríguez, indicó que hasta el momento no se ha recibido indicación de la sede nacional de la Cruz Roja Mexicana sobre la apertura de Centros de Acopio para la recepción de víveres para los ciudadanos afectados en los diversos estados del país que fueron sacudidos por el temblor de 8.2 grados en escala de Richter que azotó la madrugada de este viernes al país.
Segura Rodríguez mencionó que la institución tiene protocolos, entre ellos la evaluación de daños, por lo que una vez que está evaluación, que seguramente se está realizando en el estados de Chiapas, Oaxaca, Tabasco y demás estados que tuvieron afectaciones por este sismo, termine por parte de las delegaciones estatales de la Cruz Roja de esos estados junto con la sede nacional se podría estará haciendo el llamado a abrir Centros de Acopio.
Indicó que primero se envía una reserva de víveres que se tiene en oficinas centrales de la Cruz Roja, una vez que se determine la gravedad de la situación se abren los centros de acopio, hay todo un proceso puede ser que en las próximas horas se pida habilitar los centros o lleve más tiempo el proceso, sin embargo aseguró que la Cruz Roja local está lista para abrir algún centro de acopio.
Destacó que incluso desde el inicio de esta semana se tiene en estado de alerta al personal por la entrada de las tormentas al estado, desde los huracanes y ante cualquier situación afectación que se puede presentar en la zona Huasteca y Media debido a las lluvias, lo mismo en la capital, «las delegaciones de Tamuín, El Número, Cárdenas, y Ríoverde están al pendiente ante esta situación y estaremos nosotros también pendientes al llamamiento nacional sobre si es necesario abrir de centros de acopio, hasta este momento todavía no se da esa indicación».
Finalmente dijo que se le ha pedido a las delegaciones de la Cruz Roja estar muy al pendiente ante los embates que puedan darse por estas tormentas que se prevén entren entre el día de hoy y mañana, precisamente para evaluar sobre situaciones o afectaciones que pudieran darse en estas zonas.