Paramédicos de Mazatlán no se dan abasto para realizar traslados de pacientes COVID-19

7

La tercera ola en Mazatlán, Sinaloa, está haciendo que en cuatro de siete hospitales de ese puerto se reporte una ocupación de 80% y los paramédicos de la Cruz Roja han tenido que trabajar a tope para poder cumplir con traslados y atenciones de pacientes. Se detectan diariamente 514 nuevos casos de COVID-19. Los paramédicos de la Cruz Roja no se dan abasto para cumplir con los traslados que se solicitan y necesitan.

 “Hemos hecho traslados de 3 hasta 6 pacientes por día, entonces nos damos cuenta que está peor que el año pasado para nosotros. Ahorita estamos tratando mucho joven entre los 20, los 45 años”, dijo Ramón Alberto Hernández, operador Ambulancia Cruz Roja Mazatlán.

La Cruz Roja en Mazatlán cuenta con dos ambulancias para traslados COVID, en una ciudad con una población cercana al medio millón de habitantes. Sus operadores aseguran que en esta tercera ola, su carga de trabajo se ha incrementado hasta tres veces más y que esperan horas afuera de las salas de urgencia para que les reciban un paciente.

“Ahorita está muy acentuado esta parte de los contagios. Traten de tener guarda en su casa, no salir más que a lo necesario, a trabajar y tener mucho cuidado con los niños también”, señaló Janaí Chávez, coordinador de Socorro Cruz Roja Mazatlán, Sinaloa.

Sinaí Acosta, quien lleva trabajando en Cruz Roja desde el inicio de la pandemia, cuenta que en los últimos días ha vivido situaciones extremas al llevar pacientes al hospital del Seguro Social.

“Yo le mencioné a la doctora del Triage, es un muchacho con síndrome de Down y me dijo que me esperara, Le habló a su mamá y le dijo que tenía dos opciones: o lo puede bajar y dejarlo aquí pero no tiene una toma de oxígeno y no tenemos ninguna cama o déjelo en la ambulancia porque si lo baja pues no hay oxígeno y se le va a morir. Eso para mí fue muy impactante”, enfatizó Sinhaí Acosta, paramédico Cruz Roja Mazatlán.

El área de Triage del Hospital General de Zona del IMSS en Mazatlán. El punto donde revisan los síntomas de COVID está abarrotada de camas con personas convalecientes.

El llamado recibido en Cruz Roja es ahora es para recoger a una mujer en la colonia Chula Vista. Tiene 48 años y dificultades para respirar. Los paramédicos confirmaron que podría ocupar una cama en un hospital privado del puerto.

“A veces que las personas llevan a sus familiares en carros particulares. Si llegan antes que nosotros ese espacio ya se ocupó. Entonces sí, a veces nos hacen esperar hasta dos horas”, concluyó Ramón Alberto Hernández, operador de la Ambulancia Cruz Roja Mazatlán.

Con información de Samuel Adam, Raymundo Pérez Arellano y Jorge Ulloa

Con información de Televisa Noticias