Olga Sánchez Cordero pide replantear sistema de justicia para menores

3

 

 

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, llamó a replantear el sistema de justicia, para acabar con los prejuicios y los estereotipos que rodean a las y los niños y jóvenes en conflicto con la ley, así como impulsar sanciones socio educativas que les otorguen herramientas para que recuperen sus proyectos de vida.

enfoque que privilegie los derechos y sobre todo que evite la discriminación y no estigmatice a las y los menores de edad en conflicto con la ley, la reinserción social no debe ser concebida de manera punitiva y carcelaria, sino como un proceso que les ayude a reincorporarse de manera integral a la sociedad a través del desarrollo de sus capacidades y aptitudes”, indicó Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación.

Al inaugurar, por videoconferencia, el foro internacional “Desafíos de la Justicia para Adolescentes en México”, dijo que hay pocas cosas tan dolorosas para una nación como que sus niñas, niños y adolescentes se unan a las filas del crimen y acaben teniendo conflictos con la ley debido a las condiciones de pobreza y marginalidad en la que muchos viven.

“Tenemos una deuda histórica con la niñez y las personas adolescentes de México, no podemos permitir que continúen viviendo en marginación, pobreza y siendo víctimas del crimen organizado, por consiguiente, fortalecer el sistema de justicia para niñas, niños y adolescentes debe ser una tarea transversal, progresiva, cotidiana y corresponsable para los tres órdenes gobierno, para la sociedad civil y las organizaciones civiles, debemos entender que detrás de cada joven, de cada niño, de cada niña, de cada adolescente dentro del sistema de justicia penal, hay historias que contar y heridas que sanar”, señaló Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación.

Se informó que la Red por los Derechos de la Infancia calcula que actualmente entre 35 mil y 45 mil menores de edad están reclutados de manera forzada en las filas de la delincuencia organizada.

El presidente del Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, dijo que a consecuencia del confinamiento por la pandemia global de COVID-19 los niños y adolescentes han quedado más frágiles en términos físicos y emocionales.