¿Listas las órdenes de aprehensión?

VOCES DE SAN LUIS

Por Leónidas Fernández

El adelanto que dio el gobernador José Ricardo Gallardo Cardona, de que en breve la Fiscalía General del Estado anunciará el resultado de una investigación que lleva más de dos años y la cual involucra a varios ex funcionarios de las tres últimas administraciones estatales, supone algunas hipótesis:

En el ya bautizado “mega fraude del siglo” es de esperarse que rodarán cabezas y de que ya están listas las órdenes de aprehensión para evitar fugas y resarcir el daño causado al erario. Si pasa algo semejante a los casos presentados en la SSA y la SEDUVOP veremos a una administración vulnerable a la crítica fácil.

Ni el mandatario estatal, ni el fiscal han soltado prenda sobre a cuál o a cuáles instituciones estuvieron dirigidas las investigaciones. Las dudas despertaron sospechas y la inmensa mayoría apuntó hacia la Dirección de Pensiones. La especulación abunda.

No obstante, si se habla de dinero líquido que fue sustraído ilegalmente, y no de obras o infraestructura, pues existen varias dependencias que fueron blanco de fuertes señalamientos en su tiempo. El DIF, por ejemplo, durante el período de gobierno 2009-2015.

Por las señales que se han vertido, al parecer el tema va por el lado de algún o algunos Organismos Públicos Descentralizados OPDs. Son instituciones que tienen Ingresos Propios, Personalidad Jurídica y Patrimonio Propio. Entre ellos está la Comisión Estatal del Agua CEA, o bien, dependencias como la SEDUVOP, Secretaría de Finanzas y algunas otras vinculadas con el sector educativo. En fin, no se trata de adivinar o de cargarle el muertito a alguien en específico porque muy pronto se romperá el velo de todo este misterio.

Lo que sí debe pasar, es que, si efectivamente se comprueban todas las presunciones del fraude cometido al dinero público, es momento propicio para imponer sanciones ejemplares.

No sería políticamente correcto el que este asunto se convierta en una cortina de humo para ocultar omisiones o para llevar agua al molino en plena temporada electoral. Si hay responsables o delincuentes de cuello blanco que se les castigue y se aplique el rigor de la ley.

Tampoco es sano, – nunca lo ha sido, el uso perverso de las instituciones de procuración y aplicación de la justicia para fines políticos facciosos. El propio mandatario y algunos de sus principales colaboradores ya sintieron en algún tiempo esa práctica malvada.

A nadie conviene que las cosas se descompongan. “Apretar tuercas” y emprender la persecución política era el estilo y el sello de los gobiernos priistas. Hoy por hoy, a pesar, – y muy a pesar de algunos, el gobierno de Gallardo va bien y transita en la dirección correcta, solo déjenlo trabajar. Hasta luego

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

ultimas noticias

Related news