Les llegó su fiestecita

VOCES DE SAN LUIS

 

Fernando Díaz de León Cardona

Cuando el gobernador José Ricardo Gallardo planteó la necesidad de que los centros comerciales dejaran de cobrar el estacionamiento “de sus clientes”, su iniciativa fue ampliamente aceptada por la sociedad potosina.

Lo hizo porque era un “asalto en despoblado” y porque aparte de consumirles, había que pagarles por estacionar la troca o el vehículo.

El Congreso del estado, representado por 27 representantes populares electos democráticamente la pizco y dijo va. Antes, otros legisladores lo habían intentado sin lograr un resultado positivo.

Y es que los dueños o representantes de estos grandes consorcios trasnacionales se sentían intocables y cualquier intento de frenar su abuso quedaba en la total impunidad.

Hoy por hoy, el Congres del Estado, a iniciativa del gobernador potosino, agarró el toro por los cuernos y aprobó la prohibición de que los grandes centros comerciales dejaran de cobrar el estacionamiento.

Finalmente, si quieren vender, su obligación es proporcionar un espacio a sus clientes.

Esto no fue capricho ni casual o fortuito, simplemente se pensó en: ¿Porque se tiene que pagar un espacio si se les está consumiendo productos que están muy por encima de la canasta básica? Para muchos curros, a lo mejor 30 o 40 pesos no representa nada, pero para los mortales potosinos, esto significaba un porcentaje equivalente al 30 porciento de su salario diario.

Para los centros comerciales que amarraron contratos jugosos con aseguradoras no debe haber explicación. Simplemente es un decreto aprobado por el Congreso y se tiene que respetar. Si se quieren amprar es otra cosa, y que les cueste el procedimiento.

Por otra parte, si un Juez Federal, los protege, sabrá que está concediéndoles absoluta impunidad, porque el vehículo que usted lleva o en el que se transporta, nunca tuvo una garantía plena de su daño o robo.

Ellos, los centros comerciales no pierden, – es más, si usted pierde el boleto le cuesta mínimo 100 pesos y no se hacen responsables de siniestros, del robo de objetos personales u otros daños a su vehículo.

Los Centros Comerciales no se hacen responsables de terremotos, derrumbes o de fenómenos naturales, mucho menos si su troca o auto fue vandaleado o dañado por terceras personas.

En el boleto que le dan al ingresar así lo específica, no estamos inventando nada.

Se supone que, a partir del Decreto emitido por el Congreso local, los centros comerciales deberían dejar de cobrar esta semana, pero a Walmart, SAMS, Y SUBURUBIA, poco les importó y siguieron cobrando.

Uno de los vigilantes, de manera temeraria y retadora dijo: “Que venga el gobernador y que el nos diga”. Así, de ese tamaño.

No se trata de confrontar, pero si los centros comerciales saben que es una disposición legal, obligatoria y que hasta llegaría a formar jurisprudencia, pues lo más inteligente y sensato es que cumplan con la ley, al final del día ellos seguirán ganando lo que quieran.

En Soledad, – por ejemplo, ya se fletaron los funcionarios y están haciendo cumplir la Ley. Los principales funcionarios del Ayuntamiento hacen recorridos en las Plazas para que se cumpla con el decreto emitido por el Congreso del Estado….. En hora buena al Ayuntamiento de Soledad.   Hasta pronto

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

ultimas noticias

Related news