La autoproducción de alimentos permite mejorar la alimentación de las familias

6

 Los huertos de traspatio dan acceso a hortalizas frescas para el autoconsumo y un ingreso mediante la comercialización de excedentes. 

 

Los huertos de traspatio son una alternativa para que las familias cultiven sus propias hortalizas, con lo que es posible que mejoren la alimentación en el hogar y en su caso obtengan un ingreso mediante la comercialización de la producción excedente.

El programa de huertos de traspatio se ha impulsado desde el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en colaboración con la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Recursos Hidráulicos (Sedarh), como uno de los mecanismos para fortalecer la seguridad alimentaria de familias en condiciones de desventaja.

Debido a los beneficios de estas acciones, muchas familias han adoptado los huertos de traspatio como una forma de autoempleo, ya que al ampliar sus cultivos pueden contar con mayor producción para la comercialización de verduras y en algunos casos también frutas.

En este sentido, el Acuerdo Administrativo emitido por el Gobierno del Estado para establecer el Sistema de Compras Públicas a la Agricultura Familiar, ha sido una herramienta fundamental para que productoras y productores en pequeño, comercialicen sus hortalizas a los Ayuntamientos.

Cabe resaltar que el DIF Estatal cuenta con el Centro de Capacitación y Autoproducción de Alimentos (Cecapa), en donde se capacita, asesora y promueve el cultivo en huertos y macetas de diversidad de hortalizas, a la vez que se entregan sobres de semillas.

Del mismo modo, la producción de hortalizas y fruta que se obtiene en el Cecapa, es entregado a Centros Asistenciales, con lo cual se les apoya para mejorar la alimentación de usuarias y usuarios, además de que tienen un ahorro en sus gastos, ya que no deben comprar estos productos.