Investigadora de Agenda Ambiental de la UASLP, distinguida en Certamen

6

 

 

 

La Dra. Mariana Buendía Oliva, catedrática investigadora de la Agenda Ambiental de la Universidad Autónoma de San Luis (UASLP), resultó ganadora en el Certamen 20 de noviembre, convocado por Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Cultura, que tiene el propósito de reconocer y estimular la producción de obras artísticas y trabajos de investigación histórica y científica de excelencia.

 

En la modalidad de Investigación Científica, la universitaria resultó acreedora al Premio “Francisco Estrada”, correspondiente al área de investigación científica por el proyecto, “El uso de ecotecnias como recurso educativo para mejorar los niveles de bienestar en una comunidad de alta marginación en San Luis Potosí”.

 

El trabajo es el resultado de la tesis del Doctorado en Ciencias Ambientales que se imparte en la Agenda Ambiental, que concluyó satisfactoriamente la catedrática investigadora Mariana Buendía, y que fue realizado en la Delegación de La Pila, específicamente en la Escuela Primaria “Francisco González Bocanegra”.

 

De este estudio, la doctora Mariana Buendía, dio a conocer que la Escuela Primaria debido a las carencias relacionadas con la falta de agua, altos costos por la energía eléctrica, deficiencias en calidad de vida: nutrición, cultura, los niños no se desarrollaban al cien por ciento, de ahí surgió el interés para llevar a cabo programas y actividades que coadyuvaran a mejorar la situación.

 

Como parte del proyecto “Modelo de sustentabilidad para la Gobernanza de comunidades vulnerables” dirigido por el doctor Marcos Algara Siller, de la Agenda Ambiental, se realizó una estrategia para que los niños se apropiaran de las innovaciones tecnológicas que se construyeron con el propósito de ofrecer alternativas amigables con el ambiente, de bajo costo, solucionando problemas de agua, luz, incluso de nutrición a través de un huerto escolar.

 

“La estrategia fue a través de un programa educativo formal donde los niños podrían apropiarse de dichas ecotecnias y con los padres de familia participar de manera activa en las cuestiones de la escuela, de esta manera las adoptaron como parte de su vida diaria, de su desarrollo cotidiano, una vez que terminó el proyecto continuaron beneficiándose”.

 

Buendía Oliva, detalló que el proyecto que trabajó durante el doctorado fue el desarrollo y diseño del curso “Club de Educación Ambiental” que formaba parte del currículo de la escuela primaria, esto se hizo a través de la figura de la autonomía curricular del modelo educativo del 2017. Como complemento se realizaron cuadernillos de actividades para que los niños trabajaran, conocieran los conceptos, pero lo más importante utilizaran las ecotecnias como laboratorios de práctica y llevarlos a casa para convertirlos en hábitos duraderos.

 

“Este fue el producto de la investigación de la tesis de doctorado, vimos que este programa educativo tuvo importantes beneficios para la comunidad, incluso se creó un grupo entre mamás, llamado AMA, que busca apoyos para su comunidad y dar solución a diversos problemas, resultó una estrategia favorecedora para la continuidad del modelo y para aumentar los niveles de bienestar en niños, padres de familia, profesores”

 

La doctora Mariana Buendía Oliva, añadió que el proyecto en La Pila termino el año pasado, y se acordó dar seguimiento en el mediano plazo para saber realmente qué tanto impacto ha tenido el modelo, aunque también se prevé replicar en escuelas de otras comunidades, de tal forma se puedan distinguir los beneficios, con la intención de llegar a una política pública que permita en las escuelas incrementar el bienestar en todos los aspectos.