IMSS presenta prueba piloto para afiliación de personas trabajadoras del Hogar

7

 

 

Se simplificaron los procesos de inscripción y pago mediante la plataforma del IMSS y ahora cada empleador debe registrar a la persona trabajadora del hogar.

La directora de Incorporación y Recaudación, Norma Gabriela López Castañeda, informó que al mes de octubre 27 mil 640 personas y sus beneficiarios han sido incorporados a la Seguridad Social.

 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) presentó la segunda fase de la prueba piloto para afiliación de las Personas Trabajadoras del Hogar, mediante la cual se simplifica y automatiza el proceso de pago que realiza el empleador.

 

Con ello se da continuidad y se mejora la operación de la prueba piloto, en beneficio de 2.4 millones de personas trabajadoras informales que realizan actividades remuneradas en el hogar. Con la operación de este programa, con las modificaciones a la Ley del Seguro Social de julio de 2019 a través de las cuales se establece que el empleador o empleadora es el sujeto obligado para registrar a la persona trabajadora del hogar, y con la ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo sobre las trabajadores y los trabajadores domésticos, se han dado pasos firmes para asegurar la promoción y protección de los derechos de este importante segmento de la población.

 

Entre los resultados reportados de la fase I de esta prueba piloto, la maestra Norma Gabriela López Castañeda, Directora de Incorporación y Recaudación, destacó que al mes de octubre 27 mil 640 personas y sus beneficiarios han sido incorporados a la institución y gozan de manera integral de los beneficios de salud y seguridad social que proporciona este esquema. Es decir, con este programa se brinda cobertura no sólo al asegurado titular sino también a su núcleo familiar, con lo que se beneficia a más de 80 mil personas. Baste mencionar que durante los 18 meses de operación de esta fase I de la prueba piloto, se han otorgado 165 mil atenciones médicas, tanto a los asegurados titulares como a sus beneficiarios.

 

Considerando la distribución por género, el  68 por ciento son mujeres y 32 por ciento son hombres, y el 24 por ciento de los asegurados se concentran en la Ciudad de México y el Estado de México. En la distribución por edades, en promedio el mayor número de registros se da en mujeres de 50 años y hombres de 55 años, lo que se explica porque este segmento de la población es el que tiene el mayor interés por contar con asistencia médica, entre otras prestaciones.

 

Para ponderar el resultado del programa, basta mencionar que la afiliación que se logró durante la primera fase es siete veces superior a los registros que se tuvieron con el esquema anterior de incorporación de trabajadores domésticos, que a abril de 2019 era de tres mil 848 personas. Otro dato significativo es el porcentaje del salario base de cotización, que supera el salario mínimo y en las inscripciones del mes de octubre fue de cinco mil 131 pesos en promedio; si se compara con la modalidad anterior, este salario es 28 por ciento superior.

 

Cabe resaltar que en la conferencia de prensa realizada este 11 de noviembre en las instalaciones del IMSS, el director general del IMSS, Maestro Zoé Robledo, destacó que durante su comparecencia ante las Comisiones Unidades de Salud y Seguridad Social del Senado de la República, el Instituto presentó al Congreso el informe sobre los resultados de la primera etapa de la prueba piloto.

 

A partir de la operación de la fase I de la prueba piloto, el Seguro Social identificó las principales áreas de oportunidad de este esquema, en particular para aquellos casos en donde se tienen múltiples patrones, por lo que en la nueva fase del programa ahora se permite que cada uno de los empleadores realice la inscripción de la persona trabajadora del hogar y el pago de las cuotas de manera individual, en función de los días laborados y del salario reportado, en línea con lo señalado en la Ley del Seguro Social respecto de la obligación del patrón para llevar a cabo el registro de la persona trabajadora del hogar.

 

Para ello, existe la facilidad de ingresar al portal del IMSS y de una manera muy sencilla se puede realizar este trámite, sólo se requiere que el patrón proporcione sus  datos básicos, como CURP, domicilio, correo electrónico, teléfono de contacto y RFC, este último de manera opcional.

 

 

 

Posteriormente el empleador debe proporcionar los datos básicos de identificación de la persona trabajadora del hogar (CURP, Número de Seguridad Social y domicilio), así como el salario diario y los días que labora la persona trabajadora del hogar, y automáticamente el sistema genera el comprobante del trámite y la línea de captura para realizar el pago de las cuotas obrero patronales.

 

En esta fase II se cuenta, al igual que en la fase I, con la cobertura idéntica a la de un trabajador del régimen obligatorio, es decir, de los cinco seguros que prevé la Ley del Seguro Social: de Enfermedades y Maternidad; de Riesgos de Trabajo; de Invalidez y Vida; de Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez; y de Guarderías y Prestaciones Sociales.

 

El nuevo trámite de incorporación de las personas trabajadoras del hogar se encuentra disponible en la dirección electrónica www.imss.gob.mx o bien puede se puede acudir a las Subdelegaciones del Instituto para realizarlo.

 

Para mayor información, el IMSS pone a disposición de los ciudadanos un micrositio en su página web, en el que se cuenta con un tutorial para el manejo del sistema, respuestas a las preguntas frecuentes y una calculadora de cuotas obrero patronales, y el número telefónico 800 6 23 23 23, con la opción 0, en un horario de atención de lunes a viernes de 8.00 a 20:00 horas y sábado, domingo y días festivos de 8.00 a 14.00 horas.

 

Con estas acciones, el Instituto Mexicano del Seguro Social avanza para ampliar la cobertura de seguridad social en México, en beneficio de toda la población.