Hungría prohíbe en la constitución la adopción a parejas del mismo sexo

7

El gobierno conservador de Hungría modificó el martes 15 de diciembre de 2020 la definición de familia en su constitución para prohibir la adopción a parejas del mismo sexo; la sesión fue calificada por un grupo pro-LGBT como “un día oscuro para los derechos humanos”.

El partido nacionalista Fidesz, del primer ministro Viktor Orban, ha trabajado para convertir a Hungría en un país más conservador desde que ganó un tercer mandato en 2018. Los ataques verbales contra los homosexuales y la legislación se han vuelto comunes.

La nueva constitución húngara define a la familia como “basada en el matrimonio y la relación entre padres e hijos. La madre es una mujer, el padre un hombre”. También exige que los padres críen a los niños con un espíritu conservador.

“Hungría defiende el derecho de los niños a identificarse con su género de nacimiento y asegura su crianza basada en la identidad constitucional de nuestra nación y los valores basados en nuestra cultura cristiana”, afirma.

El país nunca ha permitido el matrimonio entre homosexuales, pero reconoce las uniones civiles. La adopción por parejas de gays y lesbianas era posible hasta ahora si una de las partes de la pareja se presentaba como soltera.

Aunque hay excepciones, “la regla principal es que solo las parejas casadas pueden adoptar un niño, es decir, un hombre y una mujer casados“, escribió la ministra de Justicia Judit Varga.

La legislación aprobada el martes sigue a la aprobación de una nueva ley a principios de este año que prohíbe el cambio de género en los documentos personales y las batallas ideológicas sobre libros para niños que muestran la diversidad de manera positiva.

El partido nacionalista gobernante de Polonia, PiS, también hizo de la homofobia un elemento clave de su campaña en las elecciones de este año, respaldando las “zonas libres de LGBT” a pesar de las críticas de la Unión Europea.