Gobernador Gallardo, los huastecos no somos ningunos palurdos.

64

Por: Toño Martínez

Gobernador RICARDO GALLARDO CARDONA le corrijo la plana:
Los Huastecos no somos sinónimo de palurdos, los Huastecos somos herederos de extraordinarias culturas que nos forjaron un carácter de respeto a los dones de la tierra, a la naturaleza, con valores fincados en la cosmovisión de armonía con nuestro entorno y la convivencia organizacional para la búsqueda constante del conocimiento.
No somos ni incultos ni salvajes, tampoco «indios» como sinónimo peyorativo de baja escala evolutiva; y mucho menos nativos para conquistas.

Los legados culturales, científicos, la forma de intercambiar los frutos de la madre tierra a cambio de su cuidado y honrar a la montaña, el bosque, el agua y toda forma de vida a través de rituales de connotaciones más allá de nuestro universo cosmográfico no se someten a la veleidad de criterios políticos, dogmaticos ni de escalas sociales.
La huella de esa historia está plasmada en escritura con glifos, figuras, colores, esculturas, ornamentos, arquitectura de recintos que perviven a través de los tiempos para asombro y maravilla del Mundo.

El » Arco de las Tres Culturas» que ordeno derribar gobernador Gallardo Cardona, en la entrada a Ciudad Valles, y que simbolizaba la puerta a la nación Huasteca, contenía símbolos de la grandeza de los pueblos náhuatl, tenek y pame para orgullo de los huastecos y conocimiento del visitante.

Hoy, por esa desición caprichosa suya alejada de todo respeto a su emblema y desdeñando la obligación Constitucional de consultar al pueblo, justificada en presunta fatiga de su estructura el «Arco de las Tres Culturas» quedó convertido en escombros, polvo y ofendió gravemente con ello escencia y sentimiento de los Huastecos.

Lamentable la pobreza cultural y minúscula visión que lo llevaron a cometer esa irreverencia y de paso ignorancia sobre la importancia de la convivencia en la pluralidad étnica como de todo género, en un régimen democrático del Siglo XXI no tiene lógica ni sentido. Gobernador Ricardo Gallardo Cardona, nadie escapa al juicio de la historia y usted construye el propio a pasos agigantados con acciones como esta.

Ojalá no se equivoqué más.