Flores crecen en la Antártida: una señal que preocupa a científicos

22

El clima de la Antártida es el más frío del mundo. El registro más bajo de la temperatura del aire de la Antártida se fijó el 21 de julio de 1983, con -89.2 ° C en la Base Vostok y sería impensable que en este lugar imagináramos la presencia de flores, sin embargo, en los últimos años sus tierras han comenzado a llenarse de flores.

Lo anterior podría parecer algo extraordinario pero la realidad es que sólo es una señal que ha preocupado a los científicos y hoy te revelamos la razón.

¿Por qué las flores que crecen en la Antártida?

Un estudio publicado en la revista Current Biology encontró que las únicas plantas con flores del continente han estado creciendo rápidamente en la última década, gracias a las temperaturas más cálidas.

“La Antártida está actuando como un canario en una mina de carbón”, aseguró Nicoletta Cannone, autora principal del estudio y profesora asociada de ecología en la Universidad de Insubria de Italia.

El estudio analizó la propagación de la Deschampsia Antarctica, un tipo de hierba, y la Colobanthus Quitensis, de la que brotan diminutas flores amarillas, entre 2009 y 2018.

«Estas plantas tienen un metabolismo bien adaptado a las duras condiciones del clima antártico: son capaces de hacer la fotosíntesis a temperaturas bajo cero y cubiertas de nieve y pueden reiniciar su crecimiento al final del largo invierno antártico”, dijo Cannone.

Los investigadores encontraron que Colobanthus creció cinco veces más rápido entre 2009 y 2018 en comparación con las tasas de crecimiento entre 1960 y 2009.

Deschampsia, mientras tanto, creció 10 veces más en la última década que antes. Signy Island ha experimentado un aumento general de 1 grado Celsius, en la temperatura media anual del aire entre 1960 y 2018; está claro que estas plantas se están beneficiando del nuevo ambiente cálido.

“Nuestro trabajo proporciona la primera evidencia de los impactos acelerados del calentamiento climático en la Antártida. Las plantas son el mejor bioindicador de los ecosistemas terrestres, ya que no pueden evitar el calentamiento climático moviéndose como lo hacen los animales», señaló Cannone.

La Antártida y el calentamiento global

Si bien el continente no está experimentando cambios climáticos tan rápidos como el Ártico, las nuevas investigaciones muestran cada vez más que la Antártida no es inmune al calentamiento como algunos científicos habían pensado anteriormente.

Un estudio publicado en 2020 encontró que la Antártida se ha calentado tres veces más rápido que el resto del mundo en los últimos 30 años.

En general, está claro que el clima más cálido impulsado por el cambio climático está acelerando el crecimiento de estas plantas, a un ritmo mucho más rápido de lo que esperaban los científicos.

“Nos sorprendió la velocidad de la aceleración detectada aquí, porque confiábamos en registrar un aumento de estas plantas entre nuestras encuestas, pero no podíamos plantear la hipótesis de un evento de tal magnitud”, afirmó Cannone.

“Nuestros análisis estadísticos muestran claramente el vínculo entre el calentamiento del verano y el crecimiento de las plantas”, finalizó la especialista.