Facultad de Ingeniería de la UASLP se consolidará como centro Tecnológico

12

 

El Doctor Mitsuo Osvaldo Ramos Azpeitia, responsable del Centro de Capacitación en Ingeniería de Materiales (CCIM), que pertenece a la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, explicó que dentro de los retos y metas, esta consolidarlo como un centro tecnológico que pueda impactar en la industria metal-mecánica en el Estado.

 

“Este es un nicho muy importante, por lo que queremos brindar un servicio a la industria, con proyectos más fuertes, el Centro lleva 20 años de servicio, y surgió como un proyecto a raíz de la cooperación con el gobierno de Japón, a través de la agencia de cooperación internacional de Japón (JICA). Fue un proyecto de la Facultad de Ingeniería con el gobierno del Estado y el gobierno de Japón, a través de JICA”.

 

Dijo que en su momento este Centro buscaba tener la suficiente capacidad e infraestructura, tanto de equipo como de personal capacitado, para brindar a la industria de la fundición, “servicios tanto de evaluación, procesos, así como capacitación técnica y asesoramiento a un nivel más tecnológico, para mejorar los procesos”.

 

Destacó que el Centro de Investigación de Ingeniería de Materiales cumple dos funciones específicas; la primera, dar servicio interno hacia la Universidad, “ya que es un centro que apoya a diferentes facultades, y a diferentes áreas académicas, desarrollo de actividades de divulgación, semanas de la ciencia”.

 

“Y Por otra parte, está el servicio externo, para poder tener más acercamiento con la industria y poder brindarles servicios específicos y especializados en materia de fundición, pero no nos abocamos solamente a fundición, tenemos la capacidad de evaluar diferentes tipos de materiales y hemos tenido interacción en diferentes proyectos para hacer desarrollo de aleaciones y procesos de fundición”.

 

El Centro de Capacitación en Ingeniería de Materiales se divide en varias secciones como son: Pruebas Mecánicas, Maquinados, Fundición, Evaluación de Piezas Terminadas, Taller de Microfundición.

 

“De hecho en esta área, acabamos de adquirir de manera reciente un horno de inducción para fundir 10 kilos de acero. Creo que somos de las pocas entidades académicas en el Estado que cuentan con este tipo de equipo, con la posibilidad de hacer investigaciones y desarrollo tecnológico; este horno está próximo a iniciar procesos de arranque”.

 

Otra de las áreas con las que cuenta el CCIM, es la de Evaluación de Piezas Terminadas, “una de las técnicas que utilizamos es la de radiación a través de Rayos X;  es un equipo altamente costoso y complicado, por lo que contamos con un técnico especializado para la operación del mismo y nos permite evaluar desde pequeñas piezas de función hasta las más  grandes.

 

Taller de microfundición es otra área del centro en donde manejamos materiales a escalas mínimas, como joyería, y destacó que están por abrir el nuevo laboratorio de simulación de procesos, con el que se busca incorporar equipo de cómputo y software especializado que nos permitan hacer simulaciones de diferentes procesos tales como solidificación, tratamiento térmico, termodinámica, entre otros.