Estoy enamorado

21

Por: Rafael Aguilar Fuentes

 

En cristales.
En arrobas de aire,
encadenado al fuego disperso, en sensaciones sin límite,
en la camisa de la tarde, en el juego incansable de un corazón
insomne, solemne, taciturno, dolorido y arduo.
En silencio,
radical y sediento, triste y amargo, como una raíz,
como una flor en la noche, habilidosa reprochada, que huele a noche misma.

Estoy .

Paciente terrestre, sereno
a insultos y rompimientos, a veces y voces, rechinando
sin nudos en los puños y sin tu amor replicado.

Atento.
Valgo muy poco en la soledad que no estalla, y sufro también
por la constelación del amigo, el vándalo reprimido ,la familia golpeada la mujer llorando y el llanto desesperado de mi vecina triste.

Golpeado, por solo,soy el anciano en silencio
estoy por los costados del enigma, sediento y harto
por la silueta de tu nombre y la edad del crepúsculo,
en grafías y sueños, en ritmos y soluciones, en amor
callado, como una lombriz de tierra, ciego, como los hombres.

Mi alma esta en incendios en la lejanía, se repite a puños y sufre la melancolía
hablo y gozó con los demonios, luego rezó para estar a tono con los dioses del consuelo del sexo y el placer imaginado.

Estoy enamorado.

La luna,
la pobre, es un rostro sin cuerpo y
envidia mi tristeza no puede consolarme, en mi agonía y en mi soledad ,está es un pájaro metálico azul acero, que picotea mi corazón.

Afuera está Dios y entre la lluvia está diciéndome al igual que la extraña y traumática ave ,que el amor no existe.

Estoy condenado.

Tu cuerpo, me habla de la envidia,
comparte la noche y me pide
una fachada de ánimo y
una entrega a muerte,
que me deje morir en las drogas del corazón que está harto.

Estoy enamorado, lo juro por mis sueños.
Por mis manos.

Por la música que nunca escuché
por los años que he fingido estar vivo y demás inauditas ilusiones.

Chiquilín.