Entrevista del Rector de la UASLP en evento con el INE

7

 

 

 

En el tema de la participación de los políticos en el ámbito universitario, ¿Habrá posibilidad que tengan un acercamiento en el marco de la equidad?

 

“La Universidad está lo suficientemente madura para que hagamos una participación dinámica junto con las autoridades electorales. Un debate incluido, donde las únicas condiciones serían para que fuera dentro de la Universidad es que fuera para el puesto de Gobernador del Estado y aceptado por todos los participantes legalmente inscritos. Si es así, la Universidad puede colaborar con el Instituto Nacional Electoral”.

 

¿Esto no implica que sean campañas hacia el interior de la Universidad?

 

“Absolutamente, no. Estamos hablando de un debate para el puesto más importante del Estado que es el de Gobernador”.

 

A diferencia de hace seis años, ¿Cómo variaría el protocolo de los debates?

 

“La pandemia nos va a ayudar, sería un debate cerrado transmitido por redes sociales y por la prensa, un debate cerrado absolutamente”.

 

¿Se tienen fechas o un calendario?

 

“Sería hasta el próximo año cuando se tengan los candidatos establecidos”.

 

¿Qué no estaría permitido en un debate universitario?

 

“Lo único que no estaría permitido serían los ataques personales, creo que la sociedad está capacitada para evitar esas agresiones personales; lo que sería más conveniente para un debate de ese tipo es que fuera propositivo, que cada ciudadano con una serie de preguntas que se diera en igualdad de condiciones diera su punto de vista sobre proyectos específicos: desarrollo del estado, seguridad, apoyo a las instituciones educativas, viabilidad de inversión”.

 

Los jóvenes son la carne de cañón de los partidos políticos la mayoría de las ocasiones ¿Qué hacer para que no suceda esto?

 

“Lo que estamos tratando de hacer es que la participación de la Universidad sea que los jóvenes tengan la educación cívica, sepan que tienen una gran fortaleza para participar, que son un gran elector, sobre todo que son libres para tener el acceso a un voto sin coacción de ningún tipo. Nuestra obligación como Universitarios es favorecer que el joven participe democrática y libremente”.