Desastres naturales se volverán «normales» por calentamiento global

79

«Lo que hoy vemos como eventos extraordinarios se van a volver una normalidad, entonces en ese sentido tenemos que prepararnos para tener planes que respondan mejor en esta necesidad», señaló Carlos Contreras Servín, Coordinador del Área de Climatología de la Coordinación para la Innovación y Aplicación de la Ciencia y la Tecnología (Ciacyt) de la UASLP, al ser cuestionado sobre la devastación de los huracanes que se han presentado en el golfo de México y el Caribe, los cuales dijo que por supuesto son síntomas del calentamiento global que vive el planeta.
Contreras Servin explicó que la magnitud de estos ciclones tienen que ver con el calentamiento global porque los océanos son un regulador de la temperatura a nivel planeta esto quiere decir que gran cantidad de la energía que se recibe el planeta la absorben los océanos para regular la temperatura, la van liberando lentamente y haciendo que el día y la noche no sean tan extremos, entonces a raíz del calentamiento global una mayor acumulación de calor en los océanos se refleja en que se va a tener con mayor frecuencia ciclones de una mayor magnitud, en este caso ciclones de categoría 5, como fue el caso de Irma, normalmente son raros pero se estarán presentando con una mayor frecuencia.
Por ello dijo que es fundamental el concenso Internacional que habla de una responsabilidad compartida de los países que emitan mayor cantidad de gases invernadero, Estados Unidos es uno de ellos, pero debido a la política del actual presidente Donald Trump, que pugna más por el lado económico y empresarial, prefiere salirse del tratado contra el calentamiento global, pero de alguna forma la naturaleza se está revirtiendo dejando constancia en ese país lo que Trump se niega a reconocer como un hecho, esto con los embates del huracán Irma en estados de ese país.
Finalmente, en el caso de México consideró que si bien existe una preocupación por parte del Gobierno Mexicano en este tema necesita hacer más esfuerzos, por ejemplo atlas de riesgos más actualizados, y dotar de más recursos al Fondo de Desastres Naturales (Fonden), en lugar de estar dando grandes cantidades a partidos políticos, «de ahí se puede rescatar dinero de ese clientelismo político que desperdicia recursos y destinarlos a programas para la prevención de desastres naturales», concluyó.