Denuncian a delegado de la Procuraduría Agraria

34
La Jefa del Departamento Administrativo en la Procuraduría Agraria del Estado, Mireya Palacios Gámez, denunció públicamente al delegado federal de dicha dependencia Felipe Aurelio Torres Torres, del cual dijo que desde el pasado 7 de abril de este año, cuando tomó posesión del cargo, se ha dedicado a amenazarla, humillarla, hostigarla, además de acosarla laboral y personalmente, inclusive ha llegado a amenazarla de muerte; lo anterior dijo que considera es en virtud de que ella no se prestó a hacer campaña política con el delegado el cual busca la dirigencia de la Confederación Nacional Campesina (CNC) para después ir por una diputación.
«Se la pasa ofendiéndome, refiriéndose a mí como una pendeja, incompetente, inepta, irresponsable, acusándome como una ratera, y amenazando con meterme a la cárcel, burlándose me dijo que nadie la ha podido hacer nada, y que ahorita menos como es concuño del actual gobernador, porque sostiene una relación sentimental de muchos años con una cuñada de Juan Manuel Carreras López», dijo la afectada quien mencionó que precisamente Torres Torres llegó a la Procuraduría por recomendación del gobernador.
Además comentó que todo esto lo ha venido soportando y tolerando, pero al ver que no cesa en su afán de ofenderla, al grado de que frente a sus compañeros de trabajo ha referido improperios en su contra cómo «mandarla a chingar su madre» y que un día le iba a «romper el hocico por hocicona», la humillación ha llegado a tal grado que el delegado ordenó al guardia de seguridad privada comisionado a la oficinas de la delegación para que la revisará «por si se robaba algo».
Toda esta situación le ha acarreado a la señora Palacios Gámez problemas de salud, por lo cual fue sometida a una cirugía de emergencia el pasado 16 de agosto, en lugar de apoyarla el delegado pidió una revisión minuciosa de las incapacidades otorgadas por el IMSS e ISSSTE, al grado de que utilizó fotografías personales violentando su privacidad; aunado a ello se le ha retenido parcialmente su salario afectando con ello a sus tres hijos y nietos que depende económicamente de ella.
Finalmente por lo anterior presentó quejas ante la Secretaria de la Función Pública, ante el órgano interno de control de la Procuraduría Agraria, además de una demanda ante la Procuraduría General de la República (PGR) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH); «hago responsable directo de lo que me pueda pasar a mí y a mi familia, así como de probables represalias que pueda ejercer en mi contra por esta denuncia al delegado Felipe Aurelio Torres Torres», concluyó.