Deberá haber equidad de género en la integración de los consejos de desarrollo social municipal y en las juntas vecinales de mejoras

6

Los Ayuntamientos deberán cuidar que en los Consejos de Desarrollo Social Municipal, se incluyan a los Representantes Sociales Comunitarios de barrios, colonias populares, comunidades y ejidos, de acuerdo a la iniciativa de reforma al artículo 102 de la Ley Orgánica del Municipio Libre presentada por el diputado Cuauhtli Fernando Badillo Moreno.

 

Establece que los ayuntamientos procurarán que en la integración de todos los organismos se incluyan personas de los sectores de mayor representatividad en la población, y que tengan el perfil idóneo para el desempeño de las responsabilidades que se les asigne.

 

De igual manera, se deberá procurar la paridad de género, entre hombres y mujeres, para la constitución de las representaciones de Juntas Vecinales de Mejoras y los Consejos de Desarrollo Social Municipal, estableciendo mecanismos y lineamientos claros que lo definan en los reglamentos y convocatorias que se emitan para estos fines.

 

Expuso que la paridad de género es uno de los principales instrumentos de inclusión de la democracia, cuyo fin es alcanzar la igualdad en el ejercicio del poder público; en la deliberación y toma de decisiones; en los mecanismos de participación, representación social y política, y en las relaciones familiares, relaciones sociales, económicas, políticas y culturales, que constituyen una meta para erradicar la exclusión estructural de la mujer.

Dijo el diputado Badillo Moreno que la participación ciudadana ha sido un importante campo de acción, principalmente desde las organizaciones de la sociedad civil para modificar los esquemas de gobernanza. Desde algunas teorías de género y de los movimientos sociales se endereza una importante crítica al análisis tradicional de la participación social que sólo considera como participación la electoral o política, es decir, la realizada a través del voto y por medio de la afiliación partidista o gremial; está visión tradicional es la que por lo general también está instalada en el ámbito de las instituciones públicas.

 

En este sentido es importante darles la importancia y reconocimiento a las Juntas Vecinales de Mejoras y los Consejos de Desarrollo Social Municipal como verdaderos espacios de empoderamiento y participación de las mujeres.

 

Puntualizó que “con todo el camino recorrido en materia de reconocimiento de las mujeres para participar en los distintos ejercicios de representación y ejercicio del poder público, aún nos faltan diversos espacios de la vida pública donde también se debe propulsar la participación de las mismas y garantizar el principio de paridad de género. Dentro de esos espacios que aún faltan por regular para fortalecer y reconocer la participación de las mujeres nos encontramos con las Juntas Vecinales de Mejoras y los Consejos de Desarrollo Social Municipal. Estas figuras de participación ciudadana para el buen gobierno representan el espacio inmediato y cotidiano donde las mujeres pueden participar, deliberar, impulsar, coordinar y empoderarse para beneficio de su desarrollo comunitario”. La iniciativa fue turnada a comisiones para su análisis.