Conmemora servicios de salud el Día mundial del riñón

14

· Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer la enfermedad renal crónica son: obesidad, tabaquismo, enfermedades del corazón, presión arterial alta y diabetes.

· En San Luis Potosí se registró el primer trasplante renal en 1999, al día de hoy se han realizado 1 mil 450 trasplantes de riñón.

 

El Día Mundial Del Riñón se celebra cada segundo jueves de marzo con el objetivo de sensibilizar y crear conciencia en la sociedad sobre la importancia de este órgano, fomentar hábitos de vida saludables para la prevención de enfermedades renales, así como llamar la atención a los médicos y autoridades sanitarias para tomar medidas dirigidas al diagnóstico oportuno y el tratamiento más adecuado, informó la Secretaría de Salud.

 

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer la enfermedad renal crónica, son: diabetes, presión arterial alta, enfermedades del corazón, tabaquismo y obesidad; los signos y síntomas de la enfermedad renal crónica se desarrollan con el paso del tiempo, y el daño renal suele avanzar lentamente, puede incluir, náuseas, vómitos, pérdida de apetito, fatiga y debilidad, problemas de sueño, cambios en la producción de orina, disminución de la agudeza mental, espasmos musculares y calambres, hinchazón de pies y el tobillo y presión arterial alta.

 

Uno de los principales problemas, al igual que en otras enfermedades crónicas no transmisibles, es su diagnóstico tardío debido a la ausencia de síntomas en las etapas tempranas.

 

Los riñones son dos órganos que se encargan de eliminar los desechos y el exceso de líquido, también eliminan el ácido y desechos que producen las células del cuerpo y mantienen un equilibrio saludable de agua, sales y minerales (como sodio, calcio, fósforo y potasio) en la sangre. Sin este equilibrio, los nervios, músculos y otros tejidos en el cuerpo no funcionan normalmente. Los riñones también producen hormonas que ayudan a controlar la presión arterial, producir glóbulos rojos de la sangre y mantener los huesos fuertes y sanos.

 

La principal causa de enfermedad en los riñones es la diabetes, aunque existen otras enfermedades hereditarias y congénitas, padecimientos del sistema inmunológico, infecciones o traumatismos que pueden afectar su funcionamiento. Algunos medicamentos, especialmente los antiinflamatorios que al ingerirlos de manera indiscriminada pueden ser causa de daño irreversible al riñón.

 

La enfermedad renal puede detectarse a través de una comprobación rápida de la presencia de proteína o albúmina en la orina, y un cálculo de la tasa de filtración glomerular por el médico tratante. La progresión de este padecimiento puede tratarse, pero no siempre se puede revertir o volver a un estado previo. La enfermedad renal crónica no tiene cura, sin

embargo, existe un tratamiento que consiste en medidas para ayudar a controlar los síntomas, reducir las complicaciones y retrasar la progresión de la enfermedad, siendo la diálisis peritoneal, la hemodiálisis y el trasplante de riñón las opciones dependiendo de cada caso en particular.

 

Actualmente, los Servicios de Salud ofertan Hemodiálisis en cinco unidades de segundo nivel de Atención en: cuatro Hospitales Generales y un Hospital Básico Comunitario, con esto, en la entidad desde el 2015 al 2020, se han brindado un total de 403 mil 773 sesiones.

 

Cabe destacar que, en San Luis Potosí se registró el primer trasplante renal en 1999, al día de hoy se han realizado 1 mil 450 trasplantes de riñón, de los cuales 625 provinieron de donante fallecido y 825 de donante vivo (55% de los donantes en vida han sido mujeres). Suman 154 los pacientes inscritos a la espera de un donante, 133 de ellos en edad escolar o productiva. A pesar de que nuestro Estado se ha mantenido en los primeros cinco lugares en donación y trasplante por más de 10 años, es importante hacer un llamado a la población a que cuide su salud en su presente, una buena alimentación, hacer ejercicio puede evitar un futuro de posibles padecimientos renales.

 

Por ello la importancia de conmemorar este día, que desde el año 2006 se viene celebrando el Día Mundial del Riñón, una efeméride instaurada por la Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) y la Federación Internacional de Fundaciones Renales (IFKF), a las que se suman otro conjunto de organizaciones de la salud y especialistas en el área de diálisis y otros tratamientos para los riñones.

 

El Comité Directivo del Día Mundial del Riñón ha declarado 2021 el año de “Viviendo bien con la enfermedad renal”. Esto se ha hecho para aumentar la educación y la conciencia sobre el manejo eficaz de los síntomas y el empoderamiento del paciente, con el objetivo final de fomentar la participación en la vida.