Congreso del Estado aprobó reformas a la ley para la prevención, tratamiento y control de las adicciones para el estado

4

Con el objetivo de fortalecer las acciones interinstitucionales e involucrar a la sociedad y a las familias en los programas de prevención y tratamiento a las adicciones, el Congreso del Estado aprobó reformas a la Ley para la Prevención, Tratamiento y Control de las Adicciones para el Estado de San Luis Potosí.

 

Las reformas aprobadas fueron a los artículos, 7° en sus fracciones, VII, y VIII, 10 en sus fracciones, I, y IV, y 11 en su fracción V; y adiciona a los artículos, 2° la fracción XII BIS, 6° tres párrafos, 7° la fracción IX, 11 una fracción, ésta como VI, por lo que actual VI pasa a ser fracción VII, de la citada ley, con lo cual, se busca mejorar las capacidades y herramientas en materia de prevención para el control de las diversas adicciones conforme a nuestra realidad local,

 

Con estas acciones de fortalecerán los programas y acciones preventivos que ejecutan el Gobierno del Estado y los municipios con la intención de que estos programas sean constantes y permanentes en población de alto riesgo y conforme al fenómeno del consumo local.

Se sientan las bases para fortalecer la cohesión familiar como parte de estos programas de prevención, pues no se puede prevenir sin fortalecer lazos familiares.

 

Además, con esta reforma se pretende puntualizar la facultad de Gobierno del Estado en coordinación con el Consejo para establecer comunicación con los diversos sectores, grupos, autoridades y líderes de la comunidad, de tal manera que permita y favorezca la realización de acciones coordinadas y permanentes para la prevención del consumo de sustancias psicoactivas y el desarrollo de comunidades saludables.

 

En ese sentido, se fortalecen las facultades de la Secretaría de Educación para sus programas de orientación formativa y de prevención de adicciones.

 

Además, se considera importante apoyar en sus facultades al Sistema del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en la promoción mediante pláticas comunitarias, la fortaleza de vínculos familiares entre padres, madres, tutores e hijos; así como dotarles de herramientas familiares para aprender a socializar con las personas que integren el ámbito familiar.