Con talleres, DIF prevendrá violencia a adultos mayores

10
  • A través de una serie de actividades, sensibilizará a las y los adultos mayores a identificar y denunciar conductas transgresoras hacia sus derechos.

 

El Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), a través de la Procuraduría de Defensa de las Personas Adultas Mayores (PDPAM) en el Estado, dio inicio a una serie de talleres semanales con el propósito de promover la participación y socialización de las y los adultos mayores fortaleciendo redes de apoyo en este sector de la población.

Ruth González Silva, presidenta honoraria del DIF Estatal, detalló que las actividades se impartirán a personas mayores de 60 años de edad, los días viernes de cada semana y hasta el próximo 22 de abril en un horario de 10 a 12 horas en las instalaciones de la Procuraduría de Defensa de las Personas Adultas Mayores en la capital. Los contenidos contemplarán temas como “Tipos de Violencia”, “Mis derechos como persona adulta mayor”, “¿Qué hacer si vivo violencia y/o mis derechos son violentados?” y “El proceso de envejecimiento”.

Destacó que en la loable labor de la institución que representa, destaca el emprendimiento de numerosas acciones en favor de cada uno de los grupos vulnerables en toda la Entidad, y que las y los adultos mayores son un sector que tiene un lugar prioritario en la agenda pública del nuevo Gobierno estatal.

Abundó que las actividades representarán importantes herramientas para lograr una mejor calidad de vida, pues podrán reconocer las condiciones sociales para advertir y prevenir la violencia en sus entornos y espacios de desenvolvimiento; sabrán afrontar el proceso de envejecimiento y tendrán información indispensable para vivir de manera digna, con respeto a sus derechos humanos y con la garantía de gozar de manera plena su día a día.

González Silva comentó: “para este Gobierno es prioridad reconocer y proteger la grandeza de espíritu de los adultos mayores en todo San Luis Potosí; es para mí un gran compromiso el procurar su bienestar físico, mental y emocional de las y los adultos mayores en todo el Estado, con la seguridad de que no serán nunca violentados y de que contarán con la defensa institucional en todo momento”.