¡Casa llena! falta el jonrón

10

Para los actuales contendientes que buscan ocupar la silla principal en palacio de gobierno, la etapa más difícil, accidentada e incierta fue alcanzar la nominación de su partido o de la coalición a la que representan. “La fase más crítica es siempre en lo interno, porque ya en la elección constitucional su resultado ya no depende de las dirigencias partidistas, ya no es decisión de las cupulas, de las camarillas o de las mafias del poder, sino que ahora el veredicto está en manos del pueblo que sale a votar.” Por lo pronto, ya hay “casa llena” y solo falta ver quien meterá ese jonrón que se necesita para lograr la victoria.

Por el tono del discurso que pronunció este domingo en San Luis Potosí el líder nacional del PAN, Marko Cortes, es evidente que desde el centro del país perciben claramente que la lucha electoral por la gubernatura será entre dos. Entre el candidato de la coalición PAN-PRI-PRD-PCP, Octavio Pedroza, y el candidato de la alianza PVEM-PT José Ricardo Gallardo Cardona. MORENA se cuece aparte y tendrá primeramente que resolver en lo interno la profunda división que generaron las candidaturas de la doctora Mónica Rangel y de Xavier Nava.

Con nombres, colores y apellidos, el líder nacional del PAN manifestó que la coalición “Sí por San Luis Potosí” no permitirá que la delincuencia organizada se apodere del gobierno del estado. A lo mejor sin darse cuenta, el líder partidista que se ha mostrado como el más férreo opositor a la Cuarta Transformación escupió para arriba, salpicó y baño a los presentes en el acto político de arranque de campaña de Octavio Pedroza Gaitán, quien, – por cierto, – no hace mucho, públicamente le envió sus saludos y sus respetos a la familia Gallardo. Si esto no lo sabía Marko Cortes, o no se lo dijeron, pues entonces es de pena ajena y sonrojo para Octavio, en tanto que su perfil no es ser ni agresivo ni confrontador, al menos no así.

En fin, eso es lo de menos, Marko Cortes se suma a la red de sicarios que recurren a la ofensa y al insulto para denostar “al rival más fuerte”. Aquí lo interesante de su discurso es que desde el centro del país panistas, priistas y perredistas observan en el PVEM a un adversario real y competitivo, por eso justamente se le fueron a la yugular Ricardo Gallardo, pero sin tocar con el pétalo de una rosa a MORENA. Seguramente porque no le ven tamaños para competir o porque su cachorro de antes, Xavier Nava Palacios que era un proyecto panista, busca ahora ser reelecto en la alcaldía precisamente por MORENA.

Ya con “la casa llena” pues, y en espera de ver quien meta el jonrón final, ahora los candidatos y candidatas de los diferentes partidos políticos y coaliciones están emplazados a trabajar en lo inmediato en su propuesta de gobierno. Los potosinos sabemos de qué pata cojean las y los aspirantes a la gubernatura, a las diputaciones y a las alcaldías. Ya sabemos de qué adolecemos; entendemos bien cuales son nuestros principales problemas, rezagos y carencias.

Corresponde a los candidatos articular las mejores propuestas para salir de la mediocridad en la que han sumido por décadas a San Luis Potosí. Los potosinos no queremos ni deseamos que las cosas se desborden, y, – en nuestra opinión, lo primero, que tendrían que hacer las y los candidatos de todos los partidos y coaliciones es pintar su raya y mantener confinados a los vivales de siempre, a seudo líderes sociales y a grupos mercenarios que andan al asecho del mejor postor. Revelar sus nombres no es necesario, los vemos dando las nalgas en las redes sociales, rondando en las conferencias de prensa y en actos políticos.

ENTRE PARENTESIS

¡Qué bonita familia!

A la reunión de ex presidentes del CDE PRI reforzada por algún oficioso con agendas varias y para su santo, faltaron algunos de los más picudos. No estuvo, – por ejemplo, – Horacio, Carlos, Felipe y Yola. O no los invitaron o de plano no tuvieron la menor intención de presentarse a exhibir la dignidad perdida. Algunos, embargados de tristeza, solo expresaron resignados: “El PRI no ha muerto porque vivirá por siempre en nuestros corazones”.

Hasta pronto