spot_imgspot_img

Biden recorre zona devastada por huracán Idalia y promete ayuda

spot_imgspot_img

El presidente de EE.UU., Joe Biden, recorrió parte del noroeste de Florida, zona impactada por el paso del huracán Idalia esta semana

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, recorrió este sábado parte del noroeste de Florida, una de las áreas más afectadas por el poderoso huracán Idalia, y extendió la promesa de que el Gobierno federal mantendrá su respaldo y no abandonará a los damnificados “hasta que el trabajo esté terminado”.

“Si hay algo que su estado necesite, estoy listo para movilizar ese apoyo”, aseveró Biden desde la localidad de Live Oak, en un mensaje dirigido tanto a Florida como a los estados del sureste de EE.UU., impactados por el paso de Idalia, que el miércoles entró por este estado como un huracán de categoría 3 y continuó por Georgia y las Carolinas.

I was in Live Oak today to deliver a clear message to the people of Florida and throughout the Southeast:

If there’s anything your states need as you recover from Idalia, I’m ready to mobilize that relief.

Your nation has your back, and we’ll be with you until the job is done. pic.twitter.com/obE6sQOWb7

— President Biden (@POTUS) September 3, 2023

Poco después de su arribo a Florida, el mandatario y su esposa, la primera dama Jill Biden, hicieron un reconocimiento aéreo por las zonas donde Idalia produjo un mayor impacto, y en las que hasta hoy prosiguen las labores de restablecimiento de energía y recogida de escombros.

El presidente luego fue informado por funcionarios federales y estatales sobre las tareas de recuperación que se han emprendido, y escuchó testimonios de vecinos de esta localidad que han visto sus casas dañadas o destruidas a causa de Idalia, hoy ubicada sobre el Atlántico y convertida en un ciclón pos-tropical.

Biden se mostró confiado de que el Congreso de EE.UU. actuará para aprobar la partida de 4 mil millones de dólares adicionales (unos 3.712 millones de euros) que la Casa Blanca solicitó el viernes con el fin de hacer frente a los recientes desastres naturales que han azotado el país, incluyendo los incendios en Hawái y el huracán Idalia.

“Ya nadie inteligente puede negar el impacto de la crisis climática, basta con mirar alrededor de la nación y del mundo: inundaciones históricas, intensas sequías, calores extremos, incendios forestales mortales”, aseveró el mandatario en una rueda de prensa ofrecida delante de una vivienda tronchada por un árbol caído.

Biden aprovechó el encuentro con los hombres de prensa para dirigirse los residentes de Jacksonville, donde hace una semana tres personas afroamericanas fueron asesinadas a tiros por un joven de raza blanca, que posteriormente se quitó la vida, en lo que ha sido calificado como un ataque terrorista de tintes racistas.

“El odio no prevalecerá en Estados Unidos, el racismo no prevalecerá en Estados Unidos”, manifestó.

DeSantis, el ausente

Durante su visita a Florida Biden estuvo acompañado por el senador por Florida Rick Scott, pero no por el gobernador estatal, Ron DeSantis, quien contiende en las primarias republicanas para elegir al candidato en las elecciones presidenciales de 2024 y durante su campaña ha propinado duras críticas al demócrata, quien buscará la reelección.

Preguntado al respecto por los periodistas, Biden salió al paso y señaló que no estaba “decepcionado” por la ausencia de DeSantis (“puede que haya tenido una buena razón”) y que tanto él como la Agencia Federal para el Manejo de Desastres (FEMA, en inglés) han estado en permanente coordinación con el gobierno estatal.

El viernes, Jeremy Redfern, portavoz de DeSantis, señaló que el gobernador no planeaba reunirse con el presidente, bajo el argumento de que “en estas comunidades rurales, y tan pronto después del impacto, los preparativos de seguridad por sí solos necesarios para organizar una reunión de este tipo pondrían fin a los esfuerzos de recuperación en curso”.

En respuesta a ello, este sábado tanto la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, como la administradora de FEMA, Deanne Criswell, manifestaron a los periodistas que acompañaron a la comitiva del presidente que el equipo de Biden se mantuvo en “estrecha coordinación” con el de DeSantis, así como con los funcionarios estatales y locales, respecto a los detalles de la visita de hoy.

Criswell agregó que las tareas de búsqueda y rescate han sido completadas, con el saldo de un muerto a causa del huracán, y que la prioridad ahora es el restablecimiento de energía, en especial en condados como Suwannee, donde se asienta Live Oak, y que en buena parte sigue a oscuras.

La oficina del gobernador informó hoy que el 90 por ciento de viviendas y unidades impactadas por la tormenta ya cuentan con energía y que actualmente quedan 57 mil 696 clientes sin suministro y en donde están trabajando los operarios.

Con información de EFE

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

ultimas noticias

Noticias Relacionadas