Beatriz Paredes no se baja…la bajan

DE FONDO

Fernando Díaz de León Cardona

Era cuestión de tiempo para que el augurio del presidente AMLO se cumpliera. El método de selección del candidato o candidata por el Frente Amplio por México, en el sentido de que todo parecía una simulación y un montaje de la derecha ultraconservadora se consumó con la salida de Beatriz Paredes.

Si el líder nacional del PRI, Alejandro Moreno, anuncia este miércoles la dimisión de Beatriz Paredes, sin esperar el resultado de la encuesta oficial y consulta ciudadana, le estará concediendo toda la razón al presidente de la Republica de que todo fue un ensamblaje, para imponer a Xóchitl “La Pelangochis” Gálvez como la favorita del conservadurismo.

Beatriz no se baja de la contienda, literalmente ya la bajaron los intereses que están de por medio. El retorno de la derecha al poder es su ambición y por mucho que se diga que Paredes Rangel es una mujer de Estado, que ama a México y que está dispuesta a anteponer sus intereses personales por los principios del Frente Amplio por México, lo cierto es que le jugaron chueco.

Muy probablemente Beatriz ya se lo esperaba, pero no de esa manera tan burda, infame y descortés. Al final del día, si la exgobernadora de Tlaxcala hubiese salido abajo en la medición y en la consulta, lo más seguro es que hubiera aceptado el resultado sin reclamar. La mujer es políticamente muy madura y habría entendido el juego y la perversa finalidad del entramado.

La otra hipótesis, es que, si se llega al final de la encuesta oficial y al resultado de la consulta, es posible que el Frente Amplio por México obtenga un resultado pobre que lo exhiba muy debilitado ante la o el candidato de la 4T. Para ellos, PAN-PRI-PRD es preferible no arriesgarse y es mejor determinar la salida de Beatriz para no mostrar o contrastar un resultado miserable en la encuesta y en la consulta.

Desde luego que la inminente salida de la exdirigente priista de la contienda mueve el tablero político hacia el interior de la Cuarta Transformación. Claudia Sehimbaum es una mujer académicamente bien preparada, es una mujer de lucha y capaz de conducir los destinos de este país. El gran problema para ella es que no está formada en la guerra de guerrillas en donde Xóchitl Gálvez se ha especializado. Ella es dura, entrona, contestataria y buena para el debate.

De que Claudia tiene a la gente de la 4T y a sus simpatizantes, de eso no hay duda, solo que su nominación o no deberá ser una razón de Estado. Si la Cuarta Transformación desea seguir reproduciendo sus condiciones de existencia, deberá decidir y actuar dentro lo políticamente más correcto.

Ello explica el porque en la recta final se promueve con intensa alegría al ex secretario de Gobernación Adán Augusto López, – es decir, que en la 4T tendrán que decidir por alguien capaz de enfrentar a Xóchitl Gálvez. El incremento repentino en las preferencias por Adán Augusto todo lo dice. O actúan con inteligencia o la 4T se les acaba, así de sencillo.

En este contexto, solo dos hombres como Adán Augusto o Marcelo Ebrard podrán vencer sin problema a Xóchitl Gálvez. Ambos están preparados para exhibir tanto la historia de la candidata del Frente Amplio como superarla en los debates que el Instituto Nacional Electoral INE organice o promueva.

En calidad de mientras, cualesquiera que sea el resultado de este miércoles, la alianza PAN-PRI-PRD le dio la razón al presidente de la República. Todo lo demás sobre el montaje será historia. Aquí en San Luis Potosí, el panismo y lo que queda del PRI y el PRD, están por lo pronto más que puestos para irse a la cargada con Xóchitl Gálvez, incluida la CNC que le juro amor eterno a Beatriz. Hasta pronto

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

ultimas noticias

Related news