Así fue el primer discurso de Joe Biden como presidente electo de EEUU

12

 

 

Joe Biden da, la noche del sábado 7 de noviembre, su primer mensaje como presidente electo de Estados Unidos tras vencer a Donald Trump en las elecciones celebradas el martes 3 de noviembre.

El demócrata, cuya victoria fue confirmada este sábado, se encuentra en Delaware, desde donde brinda un discurso al pueblo de la Unión Americana.

Poco antes de las 19:30 horas, tiempo del centro de México, Kamala Harris, la próxima vicepresidenta de Estados Unidos, subió al estrado y brindó unas palabras, en las que recordó una frase del difunto John Lewis  para defender que “la democracia no es un estado es un acto”.

A continuación dirigió unas palabras a los presentes.

“Tenemos el poder de forjar un futuro mejor. Ustedes aseguraron un nuevo día para Estados Unidos. Gracias por salir en un número récord para hacer oír su voz. Durante cuatro años, ustedes marcharon y se organizaron a favor de la libertad y de la justica y luego votaron.  Ustedes eligieron a Joe Biden como el próximo presidente de Estados Unidos.  Cuando se sometió a votación nuestra democracia en esta elección, con el alma de Estados Unidos en juego mientras el mundo miraba, se abrió un nuevo día para Estados Unidos”, dijo Kamala ante la algarabía de los asistentes al evento.

Tras diez minutos en el estrado, Kamala Harris le dio la bienvenida a Joe Biden, quien fue recibido con aplausos y gritos por parte de los ciudadanos que creyeron en su proyecto de nación.

“El pueblo de esta nación ha hablado, nos ha dado una victoria clara y convicente. Ganamos con 74 millones de votos, la cifra más alta en la historia del país. Me sorprendió ver un enorme gusto por el nuevo día. Prometo ser un presidente que no busque dividir, sino unificar, que no vea estados rojos y azules, sino Estados Unidos. Estados Unidos se trata del pueblo y de eso se tratará nuestra administración. Volveré a hacer qu Estados Unidos sea respetado por todo el mundo”, fueron las primeras palabrasque emitió Biden.

Joe Biden reconoció que su esposa, Jill, y sus hijos fueron su motor para buscar la presidencia de Estados Unidos.

“Jill será una excelente Primera Dama y estoy muy orgulloso de ella”.

También le brindó unas palbaras a Kamala Harris, quien no solo será la primera mujer vicepresidenta, sino que también es de origen migrante.

“Tendré el honor de dar servicio con una extraordinaria vicepresidenta, Kamala Harris que hace historia como la primera mujer, la primera mujer negra, la primera mujer de ascendencia de Asia del sur, la primera mujer hija de inmigrantes electa en este país”.

A continuación hizo un llamado a los seguidores de Donald Trump a dejar atrás las diferencias, pues reiteró que para él no hay enemigos.

“Trabajaré de todo corazón, con la confianza de todo el pueblo, por ganarme la confianza de todo el pueblo, y por eso creo que Estados Unidos se trata del pueblo, y de eso se tratará nuestra administración. Procuré este cargo para restaurar Estados Unidos, para reconstruir el espinazo de esta nación. Hay que dejar de tratar a nuestros rivales como enemigos, no son enemigos, son estadounidenses. Este es el tiempo para sanar en Estaos Unidos”.

También les recordó que no siempre se gana, pues a él le tocó perder en dos ocasiones anteriores y supo levantarse.

“A todos los que votaron por Trump, yo entiendo su decepción esta noche, yo también he perdido un par de veces, pero ahora démonos la oportunidad, es hora de quitar la retórica dura, bajar la temperatura, volver a mirarnos, volver a escucharnos”.

Al igual, que como lo hizo en sus discursos previos a su victoria, Joe Biden se comprometió a hacer frente de inmediato a la crisis que se vive en el país a causa del COVID-19.

“Nuestro trabajo comienza controlando el COVID, no podemos reparar la economía, restaurar la vitalidad, abrazar a nuestros niños, nuestros nietos en sus cumpleaños, titulaciones, todo lo que nos importa sino controlamos esto. El lunes, nombraré a un grupo de científicos y expertos, como expertos de la transición, para ayudarlos a llevar el plan Biden-Harris y convertirlo en un plan de acción que empiece el 20 de enero de 2021?.

Continuó:

“Estados Unidos nos ha llamado a marchar por las fuerzas de la decencia, las fuerzas de la imparcialidad, las fuerzas de la ciencia y las fuerzas de la esperanza, y los grandes valores de nuestro tiempo, la batalla por controlar el virus, la batalla por lograr la justicia racial y exiliar el racismo sistémico de este país”.

Destacó, al igual, la importancia que tuvo la comunidad afroamericana durante su campaña, quienes estuvieron a su lado en los momentos más complicados.

“En esos momentos, cuando la campaña estaba en su peor momento, la comunidad afroestadounidense nos dio su apoyo, siempre me apoyó y yo los apoyo a ustedes.

Su mensaje concluyó agradeciendo a Dios, a los soldados y a Estados Unidos.

“Dios los ame a todos, Dios bendiga a Estados Unidos y Dios proteja a nuestros soldados. Gracias”, concluyó.