Ahí se las dejamos

17

Por Leónidas Fernández

En la repartición de candidaturas a diputados federales que entrarán en contienda en junio próximo, resulta infantil y absurdo el que partidos políticos y algunos de sus actores centrales asuman desde ahora posturas triunfalistas, dando incluso por hecho de que ganarán en donde van mano sus candidatos. El asunto no es así; pues una cosa es quienes serán los abanderados de un determinado partido y otra es que ya den por ganados esos Distritos.

Si la información es verídica, en el sentido de que en la coalición “Sí Por San Luis Potosí” el PAN encabezará las fórmulas en los dos Distritos de la capital potosina y en Tamazunchale; o de que el PRD ira al frente en Ciudad Valles y en Soledad; y de que Matehuala y Rioverde lo estará representando el PRI; podría tener cierta lógica. Tradicionalmente el PAN ha ganado en la capital del estado y muy recientemente se ha posicionado en Tamazunchale.

Lo que resulta inconcebible, es que el PRD, que porcentualmente ya no representa nada o casi nada en política y electoralmente, pretenda conquistar el Distrito de Soledad de Graciano Sánchez, en donde la principal fuerza política es ahora del Partido Verde. O en Ciudad Valles que históricamente ha sido territorio priista o panista.

Ahora bien, el que el PRI encabece los Distritos de Matehuala y Rioverde, pues no hay nada nuevo bajo el sol, siempre los ha ganado el tricolor sin problema alguno. De que el PRI representa electoralmente mucho más que el PRD en Ciudad Valles es obvio, de tal manera que, en la opinión de muchos, y para los equilibrios necesarios, es el PRI quien debiera también abanderar ese Distrito.

Lo cierto es que en los partidos sigue predominando el infantilismo político. El morenista, Ricardo del Sol Estrada, es el mejor ejemplo. Este diputado hadicho que la Dirección Nacional de MORENA le está poniendo en bandeja de plata 6 diputaciones federales al Partido Verde Ecologista de México PVEM, y que solamente MORENA se quedará” con el Distrito de Ciudad Valles es decir, este legislador sueña y hasta cree que ganará la reelección.

Y no solo eso ha consignado. Contrario a lo que ha sostenido la autoridad electoral, en el sentido de que las elecciones del 2021 serán tranquilas, este frustrado aspirante a la candidatura al gobierno del estado por MORENA, alentado seguramente por un intelectualoide que presume o se asume como historiador, ha acusado irresponsablemente, con dolo y mala leche al líder nacional Mario Delgado Carrillo, a quien no lo bajó de canalla y de estar entregando a lo que perversamente llama “mafia del crimen organizado” seis posiciones para competir en el proceso electoral federal.  

Si esa información que días antes de la postura de Ricardo del Sol Estrada ya había trascendido en medios, de que el Partido Verde ira en 6 Distritos Electorales Federales, pues es evidente que no solo hay preocupación y desencanto en este diputado o en el resto de los aspirantes de MORENA, sino también en la coalición “Sí Por San Luis Potosí” representada por el PAN-PRI-PRD, ya que además de los meses en campaña por delante que lleva el candidato del PVEM, se sumarían 6 combatientes más y toda una estructura operativa que podría dar un vuelco que definiría la elección del 6 de junio.

Sin mas datos que el sentido común, no dudemos pues, que en las grandes ligas el acuerdo político sea enviar a una o a un candidato de MORENA débil y poco competitivo, para que llegado el momento, con el manotazo subrepticio de quien manda en este país, se decida proclamar y promover el voto útil en favor del PVEM, cuyo candidato al gobierno del estado, según  observadores y analistas políticos, tiene una mayor cercanía e identidad con la Cuarta Transformación que encabeza el presidente López Obrador.

Sea cierto o no, ahí se las dejamos.            

Hasta luego y feliz 2021