72 de cada 100 potosinas de 15 años y más son madres: COESPO

7
  • El Consejo Estatal de Población (COESPO) resaltó la importancia de que se implementen políticas públicas para atender con sensibilidad los fenómenos demográficos en San Luis Potosí.

 

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, al cuarto trimestre de 2021, en San Luis Potosí había 829 mil 398 mujeres de 15 años y más que declararon tener al menos una hija o un hijo, lo que representa el 71.9 por ciento del total de mujeres en el Estado en ese grupo de edad.

La secretaria técnica del Consejo Estatal de Población, Mayra Edith Velázquez Loera manifestó que el nuevo Gobierno busca garantizar el bienestar de las mujeres y como ejemplo mencionó las Becas en efectivo que se otorgan a madres solteras; los créditos que se les otorgan para facilitarles su independencia económica; las oportunidades para acceder a una educación competitiva, así como asistencia médica igualitaria.

Añadió que la instrucción del Gobernador Ricardo Gallardo Cardona es “no dejar a nadie atrás”, como lo marca la Agenda 2030, por lo que los programas de acción social implementados en ésta administración, contribuyen al desarrollo y crean oportunidades para los sectores más vulnerables, olvidados por las administraciones anteriores.

Para lograr lo anterior, el Consejo Estatal de Población contribuye con el análisis de los fenómenos demográficos a fin de identificar desafíos; entre ellos, Velázquez Loera mencionó el fenómeno del embarazo adolescente, problema multifactorial ante el cual se impulsa la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescente para garantizar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva y los derechos reproductivos.

“Los embarazos reducen las oportunidades educativas y de trabajo en sus vidas y las vuelve más propensas a permanecer en condiciones de pobreza y de exclusión, así como las complicaciones del embarazo y el parto son la principal causa de muerte en niñas y adolescentes”, dijo.

Por lo anterior, la funcionaria expresó que los servicios de salud a niñas y adolescentes son prioridad en las políticas públicas, ya que es primordial garantizar que las y los adolescentes tengan información suficiente y adecuada de las herramientas las cuales pueden acceder para un servicio de salud de calidad, incluso en situaciones de emergencia.