Sacerdotes no están interesados en ser candidatos

28

El Vocero del Arzobispado de San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera, aseguro que ningún sacerdote de la Diócesis Potosina está interesado en participar en el proceso electoral de 2018, ni siquiera de forma independiente, por lo cual descartó que pudiera darse la participación de algún cura en este proceso; asimismo dijo que ya fueron emplazados los sacerdotes para evitar pronunciamientos políticos en favor de algún partido o candidato en las misas y solamente el llamado que se haría sería para que la ciudadanía salga a votar de manera responsable y razonada.

«Lo hemos dicho, nuestro interés por la política no es una interés partidista, no nos interesa de manera particular que gane este o aquel sino la política del bien común y el Primer Francisco ha exhortado a los sacerdotes a ser más políticos, pero políticos en el sentido de buscar el bien de la comunidad», señalo Priego Rivera quien dijo que todos los ciudadanos tienen el derecho a votar por el partido que quieran y consideren viable, la iglesia a nadie va a excomulgar por votar por un partido u otro.

Reiteró que los sacerdotes ya están exhortados a no hacer pronunciamientos en favor de un candidato partido, pero también le recordarán a la gente que lo peor que pueden hacer es abstenerse de no votar, por ello el llamado será a votar y que expresan su voluntad mediante el sufragio, además de que sepan que nadie les puede comprar su voto, «su voto vale más que una despensa, que una tarjeta, que un vale, que unas láminas, o que unos ladrillos, porque aquí se está jugando el futuro de México».

Finalmente indicó que.en caso de que haya algún sacerdote que aproveche la misa para hacer declaraciones políticas en favor de un candidato o partido, será la la Ley Electoral la que provee las sanciones hacia sacerdotes que se pronuncian hacia determinado partido o candidato, «nosotros lo que podemos hacer es recordarle a la feligresía que tiene un deber para con México y hace deber es asistir a las urnas para que voten por quien quieran, pero que su voto sea razonado, libre, y no comprado».