SUTSGE pone a disposición de los trabajadores equipos de sanitización, ya que gobierno estatal por indolencia no lo hace

    12

    Bernardina Lara Argüelles, Secretaria General del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de Gobierno del Estado, dio a conocer que, con el fin de defender el derecho a la salud que tienen los agremiados de la organización sindical y por tratarse de un derecho humano; el pasado 27 de julio del corriente, solicitó a la Presidenta del Supremo Tribunal de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, Magistrada Olga Regina García López, dar la indicación de sanitizar en su totalidad los espacios de cada una de las oficinas administrativas, juzgados y salas que integran el Poder Judicial. Ante tal petición la contestación ha sido: “No hay ningún brote epidémico en la institución”, a pesar de que ella y cinco trabajadores más obtuvieron resultado positivo a prueba de detección de coronavirus según información publicada por medios de comunicación.

    Sin embargo, la líderesa Lara Argüelles reiteró, “hemos estado insistiendo ante la Oficialía Mayor del Gobierno del Estado para que las dependencias compren equipos para sanitizar las áreas y tratar de mitigar el contagio por Covid-19, pero por no gastar no lo hacen”; el costo del equipo de sanitización oscila entre los 3 mil a 15 mil pesos, con este último la superficie tratada queda desinfectada hasta por 4 días y sólo les quita 5 minutos de su tiempo a los trabajadores.

    Ojalá que el Congreso del Estado sí tenga los recursos necesarios para comprarlo y así aplicarlo en sus áreas, de igual forma ocurra en los Centros Culturales y Recreativos Tangamanga I y II, así como en el resto de los organismos públicos, a fin de proteger tanto la salud de los prestadores de servicios como la de los usuarios.

    La situación epidemiológica por Covid-19 no es nada alentadora y todos debemos participar para disminuir el número de contagios a través de la cultura de la prevención.

    En este sentido, el SUTSGE procura la vida y el bienestar tratando de que no haya más muertes entre los trabajadores del Gobierno del Estado al poner a su disposición los equipos y personal de sanitización, los cuales acudirán a sanear cualquier oficina indistintamente si sea de la capital, del Altiplano, Zona Media o de la Huasteca donde se reporte el contagio de algún empleado, ya que el Gobierno Estatal por indolencia no lo hace.