Soledad no solo dejó de ser basurero… también putero

29

Las declaraciones de Margarita Hernández Fiscal, candidata del PRI en Soledad de Graciano Sánchez, en el sentido de que el vecino municipio de la capital “pasó de ser patio trasero a ser cementerio”; aparte de temerarias, son aseveraciones irresponsables y de un magistral desconocimiento de la realidad política y social de ese municipio. Si es así como pretende ganar simpatías, ya se jodió.

Concediéndole un poco la razón, a lo mejor Margarita lo dijo convencida, porque efectivamente Soledad no solo era el basurero de San Luis Potosí, sino el más grande putero a donde los capitalinos de doble moral acudían los fines de semana a desgajarse la cintura en aquellos prostíbulos famosos como “Los Pirules” o el “Noa Noa”.

Antros de mala muerte que fueron autorizados por algún Director de Gobernación en la década de los 70s, y posteriormente solapado o simulado por otros Directores, precisamente cuando Soledad de Graciano Sánchez fue gobernado por priistas.

Eso, esta muchacha a lo mejor no lo sabe porque todavía no nacía, pero seguro que sabe quiénes fueron Directores de la dependencia por ahí en la década de los 90s, Dirección de donde salió para ser candidata a la Alcaldía, previo haber dejado “arreglados” a los antreros para lanzarse a su aventura suicida.

Decir que Soledad dejo de ser basurero de la capital, cualquiera interpreta, que hay en Margarita Hernández Fiscal un reconocimiento tácito al trabajo realizado por los que han gobernado Soledad en la última década, gobernantes que por supuesto no son del PRI y que por su trabajo han tratado de cambiar el rostro y la imagen de Soledad de Graciano Sánchez.

Margarita no falta a la verdad, de que ese municipio, junto con otros muchos más, se hayan convertido en “tiradero de cadáveres”, nadie lo puede negar, lo observamos todos los días, lo vemos en la Zona Altiplano, en la Región Media y en la Huasteca, pero lo que no dice o ignora es que a la inmensa mayoría de esos muertitos los han ejecutado en otros sitios y únicamente los han depositado en Soledad y aquí en la capital potosina.

Seguramente la candidata del PRI, desconoce que la violencia que azota a todo el estado, comenzó a surgir y a recrudecerse durante los gobiernos del panista Marcelo de los Santos, y de manera escandalosa, en los gobiernos de los priistas Fernando Toranzo Fernández y de Juan Manuel Carreras; es cosa nada más de que Margarita se eche un brinquito a las estadísticas para darse cuenta.

Con esa postura, lo único que está provocando Margarita Hernández Fiscal, es el encono, la confrontación y un ánimo desmedido de criminalizar a su principal oponente. Ese discurso de odio, como coloquialmente se dice, “lo único que genera es calentar la plaza y desbordar los ánimos de manera irresponsable.” Arengar de esta manera con el solo fin de captar simpatías no la llevará a ningún lado, porque lo único que está logrando es el repudio de la sociedad soledense.