Shane Lowry se acerca al título

6

Los vítores aumentaron y Shane Lowry no dejó de tomar impulso ayer en el Open Championship.

Lowry embocó un birdie en el noveno hoyo del Royal Portrush para distanciarse de los tres rivales con los que compartía el liderato. El irlandés hilvanó tres birdies en el cierre de la tercera ronda, cada uno mejor que el otro. Completó la jornada con una tarjeta de 63 golpes, 8 bajo el par de campo, el récord para 54 hoyos en el Abierto Británico y una ventaja de cuatro golpes sobre Tommy Fleetwood.

El primer Abierto Británico en Irlanda del Norte desde 1951 no tiene más al favorito local Rory McIlroy.

Pero Lowry, compañero de equipo de McIlroy cuando ellos ganaron el campeonato amateur europeo en 2007, cubrió el vacío sin problemas.

No le importó no ser blanco de la atención mostrada al trío de norirlandeses _ McIlroy, Graeme McDowell y Darren Clarke _ al inicio de la semana cuando Irlanda del Norte celebró el regreso al campeonato más antiguo del golf.

Su acumulado es de 197 golpes, 13 bajo el par, eclipsando por uno el récord para los 54 hoyos que Tom Lehman estableció en el Royal Lytham & St. Annes en 1996.

 

Las bajas tarjetas fueron facilitadas por un día que concluyó en calma relativa, quizás antes de la tormenta. Los pronósticos para hoy son tan negativos que los tiempos de arranque fueron adelantados una hora para tratar de evitar los aguaceros y las fuertes ráfagas de viento.

Lowry también deberá lidiar con la presión de defender el liderato.

Es la segunda vez que Lowry ha tenido la ventaja tras tres rondas en uno de los cuatro grandes torneos del golf. n el 2016, en el Abierto de Estados Unidos, estaba cuatro golpes arriba en Oakmont, pero Dustin Johnson remontó y lo ganó.

Fleetwood hizo lo suyo con una ronda de 66 golpes, sin bogeys, y perdió terreno. Al menos está en el grupo final, en sus aspiraciones a un primer major.

J.B. Holmes, que abrió la ronda empatado con Lowry en la cima, trató de seguir el paso hasta que cayó dos golpes en los últimos nueve hoyos. Un birdie en el 18 le dejó seis detrás. Brooks Koepka no pudo acertar suficientes putts por tercer día en fila, pero aún así consiguió una tarjeta de 67, lo que le deja a siete del líder.