Sentencian a duranguenses por narcolaboratorio en Holanda

7

El Ministerio Público de Países Bajos señaló a los tres mexicanos enjuiciados por el primer narcolaboratorio acuático identificado en Holanda para la elaboración de cristal-ice, como los responsables de traer una técnica de producción de drogas sintéticas nunca antes vista en este país.

 “Los tres mexicanos y Bink se involucraron en un método de producción completamente novedoso, aún desconocido y nuevo en Holanda”, declaró el fiscal ante la terna de jueces y en presencia de los acusados. “El método consistió en hacer metanfetamina de cristal usando también los desechos”, apuntó.

Detalló que además de transformar la sustancia “inútil” en metanfetamina, la técnica tenía el objetivo de generar menos basura y con ello limitar los movimientos en el muelle y la posibilidad de ser descubiertos. “Esto implica el uso de varios productos químicos, uno de los cuales tiene un olor desagradable muy fuerte, a cannabis. La otra sustancia utilizada es sensible a la fricción y los golpes, lo que puede hacer que explote (…) Esto nos lleva ante peligros nuevos y desconocidos, no sólo para los sospechosos, también para el medio ambiente”.

Las declaraciones del fiscal tuvieron lugar durante el cierre del juicio oral en contra de un holandés y tres mexicanos acusados de operar el primer narcobarco para la fabricación de metanfetamina de cristal.

La autoridad naranja afirmó que el laboratorio fue construido por profesionales y diseñado para la producción a gran escala. Afirmó que la embarcación habría llegado al puerto de Moerdijk en noviembre de 2018 y a partir de diciembre de ese año operó hasta que fue descubierto por la policía durante un patrullaje de rutina el 10 de mayo de 2019.

Aseguró que tan sólo el valor de las sustancias encontradas durante el día del operativo ascendía a 3 millones de euros. El oficial desestimó el testimonio presentado el pasado martes por el mexicano Diego V.J., de que había venido con su hermano a Holanda sin saber qué trabajo le esperaba. Señaló que “no es creíble” que sólo trabajaron en el laboratorio seis semanas, pues hay pruebas de fotografía, video y de ADN que muestran todo lo contrario.

“La metanfetamina es peligrosa y altamente adictiva, 3.5 veces más que la cocaína y 1.5 a 2 veces más fuerte que la anfetamina (…) Es un hecho bien conocido que la producción de drogas sintéticas conduce a otras formas de delincuencia, como lavado de dinero. Todo esto no impidió que los sospechosos se involucraran en un laboratorio de drogas. Han causado mucho daño a la sociedad y han puesto en peligro la salud y la seguridad de los habitantes de Moerdijk y sus alrededores”, subrayó.

La justicia holandesa pidió a la Corte de Zelanda y Brabante Occidental cinco años de cárcel para los tres mexicanos y cuatro para el holandés, quien como propietario del barco habría operado como facilitador. El Municipio de Moerdijk pidió compensación económica por la intervención especial que ha requerido el manejo de un laboratorio altamente tóxico.

La defensa de los hermanos duranguenses, Diego y Víctor V. J., describió el castigo como desproporcionado. Sostuvo que merecen tres como máximo. “Hemos dejado en claro que mis clientes son unos pobres hombres, agricultores que buscaron tener un mejor sueldo. Simple gente que recibió instrucciones por WhatsApp. Por miedo no dicen nada más”, dijo el abogado Hendrik Koopman.

El abogado de Candelario V.L. de 38 años y originario de Culiacán, Sinaloa, señaló que a diferencia de los hermanos, a quienes les encontraron en sus teléfonos fotos de la droga y comunicación con México sobre su producción, “lo único que saben es que estaba ahí el día de la detención, pero no tienen más”. El representante del holandés pidió libertad para su cliente, al insistir en que fue “ingenuo” y ha perdido todo por una “tonta decisión”. El presidente de la cámara 1.1 de la Corte agendó para el 19 de marzo el anuncio de la sentencia, con posibilidad de que pueda aplazarse por dos semanas.

“Este caso nos muestra cómo la industria del narcotráfico está transformando productos y buscando nuevos mercados”, dice a este diario el antropólogo e investigador Teun Voeten. “Aquí hay de dos: los mexicanos están aquí para explorar y crear nuevos mercados, o les están pidiendo que les enseñen cómo cocinar metanfetamina de cristal, porque sabemos que en estados como Michoacán y Guerrero hay mucha experiencia”.

Sostuvo que debido a la poca aceptación que tiene esta droga en el mercado de consumo holandés, todo indica que la producción era para exportar la droga al este. “En Holanda están muy preocupados porque el año pasado fueron descubiertos tres laboratorios para la producción de metanfetamina de cristal, y esto nunca antes había ocurrido”, indicó.