Rumbo al 2021: Apuntes para la campaña… Por Juan de Dios Nájera

    8

    Por Juan de Dios Nájera

    – Cerrarse a la militancia con credencial o su padrón, sería el peor error.

    – Las estadísticas y números no mienten. Morena debe apostar a ganadores.

    Estamos a pocos días de que se dé inicio formal al proceso electoral por la gubernatura, que tendrá su climax el primer domingo de junio.

    Quienes tienen oportunidad y quienes creen tenerla, ya se encuentran activos de alguna manera. Están quienes tienen meses en campaña y quienes aún teniendo muchas posibilidades de ser, esperan los tiempos de las decisiones de quienes detentan la probabilidad de hacerlo.

    Sin duda muchos de los que se movieron, la mayoría, quedarán fuera y estamos a días de que las señales reales nos den la idea de quiénes encabezarán las candidaturas, ya sean solos o en alianza.

    En el estado, las estadísticas dan una idea de lo que podría suceder, basta con una primera mirada a los números para, con seriedad, observar que nada está dicho y difícilmente un partido o fuerza política pueda sentarse a esperar el triunfo. Veamos.

    El PRI cuenta con 17 Presidencias Municipales, el PAN con 12, PRD 9, Verde 5, Nueva Alianza 4, Morena 3, Movimiento Ciudadano 3, PES 2, PT 1 y, Conciencia Popular 1.

    Por vía independiente sólo hay una Alcaldía: Ciudad Valles.

    Esta es la realidad de la última votación, es visible que cada municipio tiene su fuerza propia, intereses particulares, la población tiene una cultura política definida, selectiva, marca tendencias, toma decisiones libre y conscientemente.

    Ni con la arrastrante fuerza gravitatoria de AMLO logró Morena un avance substancial en el ámbito municipal.

    Las fuerzas de cada Municipio pondrán su parte para el triunfo del próximo Gobernador del Estado, los Partidos más antiguos conservan una interrelación entre militancia y estructura; sólo Morena tiene una interesante conformación: en la estructura, fueron más los simpatizantes de AMLO que los militantes.

    Interesantísimo será ver cómo responden los militantes de Morena y simpatizantes de AMLO en el nuevo reto, sin que exista la motivación de la imagen de AMLO en la boleta.

    Tendrán que tener un buen candidato y la insinuación o señal que dio el Presidente en la visita no es mala opción. Hasta ahorita sería la más seria.

    La nueva dirigencia en el Estado deberá trabajar a marchas forzadas; lo que acuerden los actuales delegados en los municipios, podrían tener poca influencia con la nueva dirigencia, las reglas antes y después de la renovación deberían ser para bien.

    Las posibles alianzas, ¿quién las decidirá?, ¿bajo qué parámetros?, condiciones, intereses etc. El sentido común es que diputados federales y gobernaturas tengan que pasar por el tamiz de quien gobierna el País.

    Diputados locales, dirigencia, grupos de poder y presidencias municipales son las que más tendencia democrática podrían tener, debido a el interés de los ciudadanos por ser esta instancia la del contacto directo entre ciudadanos y autoridad.

    Hace unos meses, en una plática a la cual fuimos invitados en Cd. Valles, opinamos algunos detalles que no son parte de la imaginación, sino producto del análisis, la lectura de los acontecimientos, la poca experiencia, el interactuar con quienes saben de política y sus causas, consecuencias, etcétera.

    En sí, opinar con bases reales sin apasionamientos.

    Algunos de los puntos que comentamos y tratamos, fue el de los aspirantes a la Gobernatura y recalcamos que uno de los más fuertes es Juan Ramiro Robledo y no es por amistad o intereses personales, sino porque independientemente de su amistad con el Presidente, desde el desafuero, la planeación del proyecto de Morena, en 2006 Coordinador de Redes Ciudadanas en el Estado, con Don Agustín Ortiz Pincheti entre otros, formularon los lineamientos de Gobierno en las áreas de justicia y equidad, gobernabilidad y Reformas Constitucionales.
    En 2009, con la venia de AMLO fue candidato externo a Gobernador por el PRD, con el propósito de generar estructura hacia el 2012.

    Actualmente es consultado por integrantes del gabinete respecto a temas de Reforma Administrativa y Constitucionales, entre otros.

    Es de las personas de confianza del Presidente, que están con él desde el principio sin crearle problemas, sin pelearse, sin auto promocionarse. Son los activos que la 4T tiene en los estados, gente que no son ni vividores, ni necesitan de un partido para sobrevivir y tener una vida en armonía, pero que siempre están listos a tomar con dignidad las acciones que pudieran beneficiar el proyecto del Presidente.

    Otro comentario que causó entre molestia y malas caras en la reunión de Valles, fue lo referente a que, para la Presidencia de Morena, de acuerdo a nuestros análisis habría que voltear a ver a Mario Delgado e igual que con Juan Ramiro, sin apasionamientos, comentamos las siguientes razones: Es el Presidente de la Cámara de Diputados.

    Con él se ha reunido el Presidente en múltiples ocasiones para lograr las transformaciones de la 4T, tuvo un solo incidente en no programar una reunión de importancia del Presidente, pero ya quedó solventado y así como con JRRR ya salió en un video mandando señales el presidente de quién es su favorito.

    Así las cosas, esperemos que quienes componen la dirigencia de Morena y los diferentes grupos de poder, sean lo suficientemente prudentes para no echar a perder, como ha sucedido, la extraordinaria oportunidad de tener un partido fuerte y vigoroso, pero sobre todo estén conscientes que con o sin ellos, quien manda ya está poniendo orden en las decisiones que deben tomarse para bien del País.

    Será muy rara o raro el candidato que llegue a una candidatura sin méritos ni capacidad, no habrá candidatos o candidatas de chiripa, de prisa, de ocasión o hasta circunstanciales.

    No faltarán las denigrantes y tristes cuotas de poder de quienes actualmente detentan el mando partidista local. Ojalá sus propuestas logren ser congruentes.

    Cerrarse a la militancia que solo tiene su credencial y/o está en su interesante padrón, sería el peor error, las estadísticas y números no mienten.

    De 89,123,355 mexicanos con derecho a voto en el padrón electoral del 2018, solamente 30,049,620 votaron por AMLO y, de esta cantidad en la estadística del INE sólo 319,449 estaban inscritos como afiliados válidos a MORENA (2017) https://www.ine.mx/actores-politicos/partidos-politicos-nacionales/padron-afiliados/.

    Con estos datos nos damos cuenta de la real diferencia, entre militantes y simpatizantes, lo cual se debe tener muy en cuenta para planear y proponer en los Estados, perfiles ganadores.

    En siguiente publicación se tratarán los temas: MORPRI, Función y trascendencia de los actuales delegados de Morena y, Aspirantes con mas posibilidades de cada partido rumbo al 2021.