Recientes precipitaciones aumentan niveles en embalses

11

• Presas incrementan su volumen desde el 18 de agosto.

• Destaca Presa San José que se encuentra a un 98.3% de su capacidad.

Conforme a las recientes mediciones de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) de las presas potosinas luego de las pasadas precipitaciones, la dependencia federal reportó incrementos en los niveles de agua captados, lo que se traduce en un aumento en el porcentaje de llenado de los embalses.

De acuerdo a las evaluaciones que se realizan en conjunto con la Comisión Estatal del Agua (CEA) del pasado 7 de septiembre, se reporta una capacidad de 98.3 por ciento en la prensa San José; El Peaje cuenta al 42 por ciento; El Potosino se encuentra al 62.9 por ciento; la Cañada del Lobo al 45.1 por ciento; Valentín Gama al 15.4 por ciento; La Muñeca al 23.7 por ciento; La Lajilla al 43.6 por ciento y El Realito al 59.2 por ciento.

Con relación a las estaciones hidrométricas, la dependencia informó que las recientes lluvias registraron en estas, precipitaciones en Matehuala de 11.5 mm en el primer trimestre a 156.9 mm entre julio y agosto; en Soledad de Graciano Sánchez se reporta un total de 213.6 mm y en Villa de Ramos 235 milímetros.

De la misma manera, en el municipio de Salinas se registra una precipitación de 32.8 mm; para San Luis Potosí de 213.5 mm; para la estación de Valentín Gama en la comunidad de Ojo Caliente alcanzó un nivel de 251.8 mm; en Cerritos llegó a 300.3 así como en Rioverde donde alcanza los 206.6 milímetros.

Respecto a la estación San Ciro (Pedro Montoya) se reporta un total de 212.3 mm; Tierra Nueva, 196.9; Ciudad Valles con 601; Matlapa 1,348.7 mm; Adjuntas, 431.9; Ballesmi, 894.6; Gallinas cuenta con 581 y El Naranjo 343.5 milímetros.

Para las hidromediciones en El Pujal, se reporta un total de precipitaciones de 683.1 milímetros; en Micos, 760.5; San Vicente, 703.9; Santa Rosa, 696; Resquetemu, 993.1; Tamuín, 486; Temamatla, 1,311.7 y Tierra Blanca, 658.8 milímetros.

Lo anterior, obliga a estar atentos en extremo en diferentes regiones del estado potosino, a fin de prevenir y mitigar en su caso los efectos adversos provocados por los escurrimientos que traen consigo las lluvias; aunque, por otro lado, empezarán a sentirse igualmente los beneficios de las lluvias que tanta falta hacían en nuestro territorio.

Dados los niveles de estiaje y sequía extrema en algunas regiones del estado, es importante resaltar que los beneficios que representan estas lluvias son significativos ya que favorecen la recarga de cauces y acuíferos, los cuales apenas muestran en promedio síntomas de recuperación dado los estragos causados por la ausencia de temporales y avenidas durante muchos meses y hasta años, en algunas zonas del estado