Rechazo unánime a programas disfrazados que caen en la ilegalidad como el “Hoy no circula”: GHV

14

El alcalde Gilberto Hernández Villafuerte, rechazó tajantemente el establecimiento de medidas coercitivas en contra de la sociedad, señaló que las intimidaciones o sanciones en contra de los automovilistas, traerán un descontento social ante el “hoy no circula” en la capital potosina.

Subrayó que el Ayuntamiento de Soledad, nunca entraría en la dinámica de imponer un control en contra de la ciudadanía, ya que es ilegal y violatorio a los derechos humanos, porque no está reglamentado ni publicado en algún documento oficial.

“Son decisiones erróneas ante la falta de capacidad de gestión política, de empatía y planeación, cortar la libertad de tránsito evidencia la falta de una investigación de origen y los fines de una medida que no mostró un estudio de movilidad ni los resultados esperados con ello”, afirmó el edil.

Agregó que el llamado “hoy no circula” que plantea el gobierno municipal de San Luis Potosí, no se implementará en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez, ya que la acción de cortar de tajo la movilidad de las personas es arbitraria e ilegal.

Destacó que la acción traerá descontento social, generará abusos de autoridad y corrupción de parte de los agentes municipales capitalinos, además de que se convertirá al final de cuentas en recaudatoria, ya que se busca obtener recursos para fines no muy claros del presidente municipal a costa de los potosinos con campañas para promover su imagen, en lugar de ayudar a la gente.

“Cortar la movilidad no servirá de mucho porque aumentará la exposición de la población en los servicios de transporte público, los cuales no están limpios y son de amplio contacto, además de que ocasionará la aglomeración de la gente que menos tiene en camiones urbanos y taxis, ocasionará hacinamiento”, puntualizó Hernández Villafuerte.

Finalmente, señaló que las autoridades y los gobiernos, están obligados a emitir todas las medidas que sean necesarias para evitar la propagación del coronavirus COVID-19, pero deben ser emitidas con lógica y razones convincentes, dentro del marco de los derechos humanos y legalidad.