Primera derrota política de Xavier Nava

32

Insulta, ofende y lastima a los potosinos, el que el Alcalde de la capital diga estar dispuesto a asumir el desgaste o el costo político que significaría el aumento de un 39.8 % a las tarifas del agua potable; es una ofensa porque no solo fue Xavier Nava Palacios, en su condición de presidente de la Junta de Gobierno del INTERAPAS quien lo ordenó, sino que entró en contubernio con la parte política interesada en agrandar la caja chica para la promoción de su futuro.

Precisando, no fue su empleado Ricardo Fermín Purata, director del Organismo Intermunicipal Operador, ni tampoco fueron los integrantes del órgano de gobierno del INTERAPAS, representado este por los municipios de San Luis Potosí, Soledad de Graciano Sánchez y Cerro de San Pedro, sino que fue el presidente municipal quien propuso un aumento insultante y desproporcionado que desde luego tiene como fondo y propósito favorecer a empresas que ya revelaron, tendrán obra en INTERAPAS, pero eso sí, a cambio del moche respectivo que fluctúa entre el 8 y 10 %… que esperaban.

Al decir que estaría dispuesto a cargar con el efecto político negativo que produce un impopular aumento a las tarifas del agua potable, igual representa y significa una burla para el Congreso del Estado, concreta y esencialmente para los diputados de MORENA, que hoy por hoy tienen frente a si la descomunal oportunidad de ser responsables con sus actos, pero además congruentes con el discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El truco es sencillo de entender: Xavier Nava le apuntó a la luna para pegar en el cerro, es decir, propuso un aumento desproporcionado de cerca del 40 %, sabiendo de antemano que podría lograr el 15 % que está sugiriendo Auditoría Superior del Estado ASE, lo cual ya sería ganancia pese a ser todavía un porcentaje evidentemente alto y lesivo para los bolsillos de decenas de miles de potosinos.

Si así viene la decisión del pleno del Congreso, Nava Palacios ya generó, en calidad de mientras, un escenario de justificación a la incapacidad y a la inoperancia del INTERAPAS para responder a la demanda de mejoramiento en el suministro de agua a la población, de tal suerte que el papel de víctima al que ya se acopló y acostumbro el Alcalde capitalino, esta que ni mandado hacer.

Presumir que cargará con el costo político por el aumento al agua, es un engaño y un disimulo, es una vil mentira, porque ni Xavier Nava, ni los diputados del PRI o del PAN y sus respectivos partidos corren ese riesgo. Aquí los grandes perdedores, cualquiera que sea el porcentaje aprobado, serán los representantes de MORENA, ellos sí pagarían ese costo, lamentablemente en un momento donde la credibilidad del discurso de López Obrador es crucial para avanzar.

De cualquier forma, los tiempos para aprobar o no un probable incremento a las tarifas de agua y otros servicios municipales fuera de ley, son fatales, pero, una cosa es cierta, si el Congreso del Estado le da para atrás a la voracidad del Ayuntamiento de la capital, del INTERAPAS y de otros adelantados, esta será sin duda su primera derrota política, al menos así se interpreta en la práctica y en lo más elemental de la política.