Potosinos muestran desencanto y desilusión por el gobierno de X. Nava

12

En la percepción ciudadana se ha instalado el desencanto y la desilusión hacia el gobierno que conduce el Alcalde Xavier Nava Palacios. Han transcurrido prácticamente tres meses, y la endémica actitud del nuevo gobierno de la capital en culpar de todo y por todo al de atrás, ya se hizo norma y costumbre, expresan potosinos que muestran su irritación ante la parálisis en la que se encuentra empantanado el gobierno de la ciudad.

Manifestaron que no se requiere de un análisis profundo para darse cuenta de la pereza oficial, de la incapacidad gubernamental y de la falta de oficio de la mayoría de los integrantes del Ayuntamiento para darse cuenta de que las cosas no marchan bien. “Todo se les ha ido en denunciar y perseguir presuntas anomalías encontradas durante el proceso de Entrega-Recepción y la consecuencia es que la ciudad está abandonada en los servicios públicos más elementales.”

Subrayaron que, “pareciera que Nava Palacios se han obstinado en crear cortinas de humo para ocultar su incapacidad de gobernar”. “Esa tendencia continua de denunciar anomalías o instaurar procesos administrativos que saben que se llevarán meses, sino es que años, solo conducirá al enfrentamiento político y social y a que la ciudad capital permanezca en el más completo abandono”.

Los ejemplos son muchos, citaron: En la capital potosina, lejos de disminuir los índices delictivos están aumentando, los robos con violencia, los atracos a casas habitación, a empresas y comercios son el pan de cada día”. “Esa reducción de los delitos prometida en campaña resulto ser demagogia pura”, expresaron, al tiempo de señalar que “tal pareciera que Xavier Nava anda más preocupado por el negocio de las luminarias que resolver el estado de oscuridad e inseguridad en el que se encuentra la ciudad”.

“No es justo que escasos tres meses de haber iniciado la administración, el Alcalde muestre obsesión y una actitud enfermiza en querer perjudicar a la población con aumentos al agua, a los servicios que presta el municipio y a las infracciones de tránsito”, indicaron. Agregaron que la corrupción entre las filas de la policía municipal y la policía vial o tránsito permanece impune.

“Eso de que presuman, que ahora los tránsitos utilizan terminales para que el pago de las infracciones se haga al momento”, es una estrategia recaudatoria que no es novedosa, en otros estados ya existe, solo que allá, primero se establecieron campañas permanentes de prevención de accidentes, sensibilización y cultura vial; en cambio, aquí en San Luis Potosí, solo metieron sus maquinitas con fines de recaudar más dinero y sin que nada garantice que no habrá corrupción en los agentes de tránsito, puntualizaron.