Pide López Obrador a empresarios no ser ‘traficantes de influencias’

6

El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a los empresarios no aprovecharse de los contratos gubernamentales y no ser traficantes de influencias.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo federal aseguró que a raíz de que llegó a la presidencia hay un ambiente de aceptación de los empresarios a cumplir con la legalidad.

“El Estado tiene que cumplir su responsabilidad social, impulsar actividad productiva, pero apoyar a la gente pobre, el invertir y generar empleos debe de ser un timbre de orgullo, no debe de haber reclamo de conciencia si se está invirtiendo (…) el que produce eso y además contribuyen con empleos, es más que suficiente. Lo que está mal, muy mal, es que se dediquen algunos, que en el sentido estricto, no son empresarios, son traficantes de influencias”.

“De repente una gente, un vivillo, porque lo permitían las circunstancias, saca un contrato para vender alimentos en los reclusorios, pero no sabe de alimentos, ni siquiera, nunca ha hecho unos huevos estrellados, ni sabe cómo es la planta de frijol, ni cómo se hace el aceite, nada, no sabe nada, pero el que tiene influencia obtiene el contrato. ¿Es un empresario? No, ese es un vividor, un corrupto”.

López Obrador exhortó a que cada vez haya más transparencia, que las empresas, dijo, tengan una dimensión cívica y social, “ya hay códigos de ética en las empresas, se ha avanzado mucho en nuestro país, se descuidó este tema y venían empresas extranjeras y veían a México como tierra de conquista y saqueaban porque se les permitía. Eso ya se acabó, no solo para empresas extranjeras, sino nacionales”.

“Pero hay buen ambiente aceptación de los empresarios mexicanos para que se cumpla con la legalidad, que haya reglas claras. Todos me están expresando que están de acuerdo que se acabe la corrupción, no hay nadie que me diga que la corrupción es necesaria, porque hubo un tiempo en que hasta analistas, pseudointelectuales trataron de justificar la corrupción diciendo que era parte de la cultura del mexicano”, comentó.

Aseguró que en administraciones pasadas se trató de engañar a la sociedad con la creación de leyes anticorrupción y de transparencia, pero aseguró que estas leyes fueron “pura faramalla”.

“Cada vez que querían engañar sacaban leyes (como) la Ley Anticorrupción, la Ley de Transparencia, pero ¿para qué sería la Ley Anticorrupción si la corrupción no estaba considerada como delito grave? Pura faramalla”, agregó.