Ni Leonor Noyola ni Primo Dothe quisieron engordarle el caldo a Mahabub

8

¿A quién le pudo haber atraído, interesado o llamado la atención un debate entre candidatos al Senado de la República? Seguramente que al ciudadano no; tampoco a los postulantes que encabezan las encuestas, en este caso a Leonor Noyola Cervantes de la Coalición PAN-PRD-MC y ni a Primo Doté Mata de la Alianza MORENA-PT-PES.

A lo mejor el único interesado en asistir al debate convocado por el Instituto Nacional Electoral INE, fue el candidato del PRI Luis Mahabub; y no tanto para debatir, confrontar ideas o proyectos porque para ser honestos, al empresario la política no se le da, es corto de visión, lo suyo son los negocios y no tiene ni la más remota idea de cuál es la función esencial de la Cámara Alta.

El INE podrá empecinarse y continuar argumentando que los debates “son un ejercicio democrático y que sirven para contrastar ideas, propuestas y plataformas”, solo que es una errónea concepción que únicamente existe en la burocracia de sus Vocalías, porque siendo francos, en el grueso de la sociedad se mantiene instalada la percepción de que, quien busca debatir es porque está en el último lugar en la intención del voto y en las preferencias electorales.

Los empleados de Luis Mahabub podrán despotricar y seguir diciendo misa, señalando que “la ausencia de Leonor Noyola y Dothe Mata, fue una falta de respeto al electorado”. “literalmente ya dijeron que no fueron por miedo y porque no tienen propuesta” etcétera, etcétera. De hecho, ya lo hicieron porque simplemente perdieron la oportunidad de hacer en su medio, apología del morbo

o de la perversidad que generalmente despierta un encuentro donde lo único que se busca es desprestigiar al adversario, y porque hasta creen o sueñan que es una oportunidad de subir algunos puntitos porcentuales en las encuestas.

Siendo realistas, el candidato del PRI al Senado, Luis Mahabub, no tiene una propuesta sensata y coherente, carece de plataforma y está montado en las campañas de los aspirantes del PRI a las Alcaldías, de los candidatos a diputados locales y federales, principalmente en el Distrito II de Matehula con Sara Rocha, en V de Ciudad Valles y el VII en Tamazunchale, demarcaciones que, si bien le va al PRI serán las únicas posiciones que logren, de ahí en fuera todo está presagiado, si no es que ya definido.

En fin, queda claro púes, que ni los candidatos del PAN-PRD-MC y ni de MORENA-PT-PES, se prestarán al juego de los debititos que solamente sirven para dos cosas: Para nada y para maldita la cosa. El no presentarse es y seguirá siendo la tendencia y, seguramente ninguno de sus candidatos asistirá a los encuentros a los que convocaron el INE y el CEEPAC, de tal suerte que para el día 15, no esperemos ver a Ricardo Gallardo Juárez sentado y exponiéndose al fuego cruzado de los acusadores

Acudirán Xavier Nava, Cecilia González y Leonel Serrato porque andan urgidos de reflectores y porque sencillamente intentarán en este último tramo tratar de remontar en las encuestas. Los tres saben perfectamente que lograr 18 o 30 puntos porcentuales en 15 0 20 días para por lo menos emparejarse con el puntero que es Ricardo Gallardo, es prácticamente imposible y una batalla perdida.

Si acaso, el candidato de Morena podría todavía crecer un poco por obra y gracia de una inercia regional y de ello se encargará ese grupo de impulsores atentos a las disposiciones y estrategias de sus gurús

que operan desde las sombras. En tanto, Xavier Nava, siendo claros, de ahí ya no pasó. Con la genial interpretación plasmada por Pingo en su caricatura del Diario Pulso, creo que para el heredero del navismo no existe la más oportuna y una mejor descripción de su inevitable desplome al vacío y de su imparable caída al precipicio; y todo por mentiroso y por la estupidez de pretender criminalizar a su principal adversario querindo lucrar con el dolor ajeno.